Una lección sobre la estructura del párrafo

Escrito por david coodin | Traducido por jhonatan saldarriaga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Una lección sobre la estructura del párrafo
(Comstock Images/Comstock/Getty Images)

La mayoría de los lectores rara vez se detienen a pensar sobre las decisiones estructurales que involucra la creación de los párrafos. Aunque la mayor parte de los párrafos se adhieren a una serie de convenciones que ayudan a darles fluidez y coherencia, lo cual hace que educar a los estudiantes sobre los fundamentos de la creación de los párrafos sea un componente primordial a la hora de enseñarles a escribir. Muéstrales a tus estudiantes cómo estructurar un párrafo de tal manera que establezca un argumento y lo desarrolle hasta su conclusión.

Otras personas están leyendo

Oración principal

Un párrafo correcto debe comenzar con una oración principal. Ésta, la cual es muy similar a la idea principal de un ensayo, enuncia el argumento o introduce la temática de la cuál tratará el párrafo. Una oración principal puede ser analítica, tal como "La Guerra Civil fue un momento importante de la historia estadounidense", o más personal y reflexiva, como "Mi verano en Francia fue el momento más importante de mi vida este año". En todos los casos, la oración principal deberá decirle al lector exactamente cuál será la temática del párrafo.

Cuerpo

Después de que se haya escrito la oración principal, se necesita la evidencia de apoyo para respaldarla. Ésta se presenta en la forma del cuerpo del párrafo, el cual generalmente consiste de unas cuantas oraciones que brindan más explicaciones o que proveen evidencia. En el párrafo de la Guerra Civil, el cuerpo podría incluir estadísticas que demuestren la devastación de la guerra o las repercusiones sociales, y las divisiones raciales que le siguieron. En el ejemplo de Francia, el cuerpo podría detallar eventos memorables que tuvieron lugar durante las vacaciones de verano del escritor.

Oración concluyente

Un párrafo necesita ser finalizado de manera agradable con una conclusión para mantener una estructura coherente. La oración concluyente puede tener varias finalidades. Puede volver a enunciar la oración principal de una nueva manera. También puede resumir la evidencia presentada en el cuerpo, recordándole al lector su importancia. En un párrafo más personal o narrativo, la oración concluyente puede situar la temática del párrafo en un contexto más amplio o reflexionar sobre posibles consecuencias futuras.

Fluidez general

No importa cuán buenos sean la oración principal, el cuerpo y la conclusión, la estructura de un párrafo también depende de la fluidez de su lenguaje y sus oraciones. Una manera de alcanzar la fluidez es usar palabras de transición entre las oraciones. Después de una oración principal, puedes comenzar la siguiente con las palabras "primero que todo" para introducir la primera prueba. Para una afirmación contradictoria en el cuerpo, usa las palabras "sin embargo" o "no obstante" para comenzar la oración. Dale fluidez a la conclusión con las palabras "en general" o "al final".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles