Cómo usar la lección de la torre rosa de Montessori

Escrito por carole ellis | Traducido por maría marcela mennucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar la lección de la torre rosa de Montessori
Torre rosa completada

La torre rosa de Montessori es una lección que consiste en 10 cubos de madera sólidos pintados en un rosa claro. Se usa para desarrollar la coordinación, desarrollar una base para el sistema numérico e incrementar la conciencia de dimensión. El equipo no tiene que estar pintado de rosa, si no es así, puede que sea conocido como la lección de los cubos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Alfombra verde

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca los cubos al azar sobre la alfombra verde. El niño puede hacerlo, llevando los cubos cuidadosamente de a dos o tres por vez hasta la alfombra y colocándolos al azar. Deberías sentarte al lado del niño para que los dos estén mirando la lección desde la misma perspectiva.

  2. 2

    Construye la torre. Comienza por el cubo más grande, y coloca los cubos cuidadosamente y concéntricamente uno arriba del otro. Debes tener cuidado de colocarlos bien ya que no deberías ajustar los cubos al menos que el niño crea que eso es parte de la lección y copie tus movimientos. A medida que vas tomando los cubos, agárralos con los dedos por los cuatro lados para poder construir una impresión muscular de la dimensión y demostrar que es posible juzgar el tamaño a través del tacto así como de la vista. Nada de esto debería ser verbalizado según los expertos de Montessori.

  3. 3

    Desarma la torre bloque por bloque. Derrumbarla generará un quiebre y es irrespetuoso para los materiales y compañeros de la clase. Antes de dejar que el niño trabaje solo, debes demostrar la manera apropiada de desmantelar la torre.

  4. 4

    Permite que el niño construya la torre solo. Muchos niños habrán empezado a participar e incluso a dirigirte o a coger cubos ellos mismos antes de que hayas completado la primera torre, por lo que estarán ansiosos de intentarlo ellos mismos. No corrijas los errores en este momento, ya que la torre no se mantendrá parada si los cubos no están colocados en el orden apropiado.

  5. 5

    Alienta al niño a trabajar con la lección de la torre rosa los días subsiguientes. La lección debería estar fácilmente accesible, y el niño no debería ser corregido o demasiado supervisado. Sólo ofrece ayuda si te la piden o si el niño está claramente luchando y muy perdido. Incluso entonces, algunas escuelas Montessori desalientan a los instructores a intervenir, pero recomiendan que simplemente vuelvan a trabajar la lección juntos en otro momento.

Consejos y advertencias

  • Una vez que el niño coloca los cubos concéntricamente, le puedes mostrar cómo colocarlos para que dos de los lados queden alineados. Entonces, el cubo más pequeño puede ser movido alrededor del espacio entre dos bloques, demostrando que la torre está armada correctamente y mostrándole al niño la relación entre los tamaños de los dos cubos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles