¿Cómo se hace la leche de semillas de cáñamo?

Escrito por eleanor mckenzie Google | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo se hace la leche de semillas de cáñamo?
La leche de semillas de cáñamo es muy nutritiva. (seeds image by timur1970 from Fotolia.com)

El cáñamo es una variedad de la planta Cannabis sativa. Se ha cultivado ampliamente como cultivo comercial por los millares de años. El cáñamo tiene muchos usos: la parte fibrosa de la planta se utiliza para hacer cuerdas, papel y ropa. También existen aceites, plásticos y materiales de construcción a base de éste. Las semillas de cáñamo se consideran muy nutritivas y se utilizan en una amplia gama de productos para la salud, desde barras energéticas hasta leche.

Otras personas están leyendo

Historia del cáñamo

Las pruebas de carbono muestran que los cultivos de cáñamo existían ya en el 8000 antes de Cristo. En el siglo XVIII los campesinos de Estados Unidos estaban obligados a cultivar cáñamo, o iban a la cárcel. Esta planta fue un cultivo importante hasta que la Ley del Impuesto sobre la Marihuana (Marijuana Tax Act) de 1937 y la posterior Ley de Sustancias Controladas (Controlled Substances Act) terminaron con éste en los Estados Unidos. De acuerdo con el sitio de comida saludable Mahalo, los canadienses ya producían leche de semillas de cáñamo en 1873.

Semillas de cáñamo

Aunque la planta de cáñamo está estrechamente relacionada con la marihuana, sus semillas no contienen sustancias psicoactivas, como el tetrahidrocannabinol (THC), y son completamente seguras para el consumo. El cáñamo actualmente no es un cultivo legal en Estados Unidos, sin embargo, las semillas están disponibles a partir de fuentes canadienses y europeas, y la leche de semillas de cáñamo envasada está a la venta en tiendas de alimentos naturales.

Beneficios nutricionales

De acuerdo con "Hemp Line Journal", las semillas de cáñamo son un alimento casi perfecto, ya que contienen una proporción equilibrada de aminoácidos y ácidos grasos esenciales que estimulan el sistema inmune y previenen condiciones que van desde enfermedades cardiovasculares hasta diversos tipos de cáncer. Contienen: - Nueve ácidos grasos esenciales - Seis ácidos grasos esenciales - Vitaminas B1, B2, B3, B6, C y E - Fósforo, calcio, potasio, magnesio, sílice y hierro. (Ver Referencias 5)

Además, la proteína de las semillas se considera la forma más digerible de proteínas para los seres humanos. La leche de semillas de cáñamo es una bebida ideal para las personas que son intolerantes a la lactosa o tienen alergias a las nueces, y para cualquier persona que quiera una fuente de alimento que fortalezca su sistema inmunológico. De acuerdo con el sitio web de Nourishing Gourmet, la leche de semillas de cáñamo produce menos gases e hinchazón que la leche de soja.

Receta de la leche de semilla de cáñamo

Para hacer la leche de semilla de cáñamo se necesita un exprimidor adecuado para nueces o una licuadora, una taza de semillas de cáñamo sin cáscara y cinco o seis tazas de agua. Combina las semillas y el agua en la licuadora. Mezcla a velocidad "alta" durante dos o tres minutos, hasta que obtengas una solución cremosa. Agrega miel, jarabe de arce, dátiles u otras frutas para endulzar si lo deseas, y mezcla de nuevo. Cuela con una gasa para que el líquido quede más fino y suave.

Cómo almacenar la leche de cáñamo

Guarda la leche de semillas de cáñamo para protegerla de la humedad. Las semillas desarrollan moho si se conservan en un entorno húmedo, lo que hace que sea poco seguro utilizarlas. Sin embargo, si se almacenan en un lugar seco, dentro de un recipiente bien cerrado, duran de 12 a 24 meses. La leche de semillas de cáñamo se puede conservar por uno o dos días en el refrigerador.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles