La leche de soja y los problemas de flatulencia

Escrito por diane marks | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La leche de soja y los problemas de flatulencia
La flatulencia provocada por la leche de soja puede ser un signo de intolerancia. (Digital Vision/Digital Vision/Getty Images)

A la leche de soja no se le considera un alimento que forme muchos gases, pero no todos los aparatos digestivos son iguales. Algunas personas pueden desarrollar un exceso de gases durante la digestión por consumir leche de soja, mientras que otras no advierten diferencia digestiva alguna. En algunos casos, la intolerancia a la proteína de la soja puede ocasionar más gases y otros síntomas digestivos. Si tus síntomas permanecen durante más de tres días o empeoran, llama a tu médico para que te examine.

Otras personas están leyendo

Gas digestivo normal

La leche de soja se hace con frijoles de soja molidos, agua, azúcar y agentes que la espesan. Muchas personas la beben como sustituto lácteo debido a una intolerancia a la lactosa o una alergia a la leche. La formación de gases es una parte común del proceso digestivo. Determinadas proteínas que se encuentran en la soja pueden ingresar al colon no estando completamente digeridas, ocasionando una fermentación. El proceso de fermentación produce la formación de un exceso de gases, que pueden causar hinchazón, retortijones y flatulencia. El National Digestive Diseases Information Clearinghouse afirma que la mayoría de las personas expulsan gases aproximadamente 14 veces por día.

Intolerancia a la proteína de la soja

Las intolerancias a la comida pueden provocar un aumento en la flatulencia después de consumir determinadas proteínas. Según el Early Show en CBS, puedes tener intolerancia a cualquier alimento, aunque los lácteos, el trigo, los cacahuetes y las nueces son los más comunes. La intolerancia a la proteína de soja se produce cuando tu cuerpo carece de las enzimas adecuadas para romper la proteína que se encuentra en la soja. La incapacidad de digerir las proteínas de la soja causa inflamación e irritación en el recubrimiento del aparato digestivo, lo que puede provocar náuseas, vómitos, diarrea, retortijones, eructos, gases y dolor de estómago. La intolerancia a la proteína de la soja es incurable y deberás eliminar todos productos con base de soja de tu dieta.

Tratamiento

Si adviertes que la leche de soja incrementa tu flatulencia, consulta con tu médico sobre la posibilidad de implementar una dieta de desafío. Esta dieta no tiene la intención de diagnosticar tu condición, sino la de identificar qué alimentos disparan tus síntomas. Deja de consumir todos los productos de soja durante dos semanas. Al cabo de ese período, bebe una taza de leche de soja y registra tus síntomas. Sigue incrementando la cantidad de leche de soja hasta que aparezcan síntomas o consumas el promedio de leche de soja que ingieres a diario. Si la flatulencia es el resultado de una digestión normal, puedes beneficiarte con una medicación de venta libre llamada simeticona.

Otras condiciones

Algunas condiciones digestivas pueden causar un incremento en la producción de gases por consumir leche de soja. Pregúntale a tu médico si tienes síndrome de intestino irritable, enfermedad de Crohn u otra enfermedad inflamatoria del intestino.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles