Leche de vaca vs. fórmula para bebés

Escrito por gina moore | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Leche de vaca vs. fórmula para bebés
(baby's bottle image by Georgios Alexandris from Fotolia.com)

Una de las decisiones más importantes que un padre debe de tomar es cómo alimentar a su bebé. Los padres quieren proporcionarles nutrición óptima a sus niños en crecimiento. Decidir si la leche de vaca o la fórmula es el mejor recurso para brindarle nutrición y en qué momento se deben de introducir en la dieta del bebé; puede ser abrumador.

Otras personas están leyendo

Precauciones con la leche de vaca

La Academia Americana de Pediatría recomienda que la leche de vaca no se dé a los bebés sino hasta su primer año. El sistema digestivo de un bebé no puede dividir correctamente las proteínas de la leche de vaca durante los primeros 12 meses de vida. Además la cantidad de cloruro, potasio y sodio en la leche son dañinos para los riñones de los bebés durante este tiempo. La leche puede aumentar la probabilidad de reacción alérgica, así como causar sangrado interno y deficiencia de hierro.

Visión general de la fórmula

La fórmula para bebés contiene los nutrientes adecuados que necesitan para crecer y desarrollarse durante su primer año especialmente hierro, zinc y vitaminas E y D. La fórmula se compone de agua, carbohidratos, proteína, grasa, vitaminas y minerales. La encuentras en forma de polvo listo para tomar y necesita mezclarse con agua. La fórmula sí expira y no se recomienda utilizarla después de su fecha de vencimiento.

Tipos de fórmula

Hay tres tipos de fórmula para bebés, el tipo más común es la fórmula de leche de vaca. Esta leche de vaca ha sido modificada para ser más sencilla de digerir para los bebés. Si los bebés son alérgicos a la lactosa o a la proteína en la leche pueden tomar la fórmula a base de soja. Las fórmulas a base de soja también son una opción para las familias vegetarianas. Las de proteína hidrolizada o hipoalergénicas son los tipos de fórmula más fáciles de digerir y la menos probable de causar reacciones alérgicas.

Beneficios de la leche de vaca

Una vez los bebés tengan 12 meses de edad, su sistema digestivo es lo suficiente maduro para digerir la leche de vaca correctamente. La leche les provee calcio, fósforo, vitamina A, proteína y carbohidratos. La mayoría de la leche es fortificada con vitamina D la cual es esencial para absorber el calcio. La leche de vaca ayuda a fortalecer los dientes y los huesos. También ayuda a regular el control muscular y la coagulación de sangre. Los bebés de un año de edad deberían de tomar de 16 (455 ml) a 24 (681 ml) onzas de leche entera por día.

Cambiarse a la leche de vaca

La leche de vaca tiene un sabor, textura y temperatura diferente a la fórmula. Mientras que algunos niños toman la leche de vaca de inmediato, otros necesitan algo de tiempo para ajustarse. Para que el cambio sea más fácil, mezcla una parte de leche con tres partes de fórmula; gradualmente incrementa la cantidad de leche y disminuye la cantidad de fórmula, hasta que la leche se quede. Prueba mezclar la leche con cereal, sopa y con salsas. Si los bebés aún se rehúsan a la leche de vaca, añadir un poco de saborizante en polvo puede funcionar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles