¿Por qué la lechuga afecta al tracto digestivo?

Escrito por jessica bernard | Traducido por maría marcela mennucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué la lechuga afecta al tracto digestivo?
Una taza de de lechuga cortada cruda contiene alrededor de 1,3 g de fibra dietaria. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La lechuga es un vegetal de hojas que viene en distintas variedades. Todas las lechugas son altas en fibra dietaria y proveen una cantidad de vitaminas y minerales esenciales. No obstante, consumir una gran cantidad de lechuga puede afectar el tracto digestivo debido a la cantidad de fibra que es ingerida. Las grandes cantidades de fibra pueden afectar al proceso digestivo, o podrían también ser indicadores de una enfermedad de larga duración más severa. Consulta a tu médico si tienes problemas digestivos rutinariamente.

Otras personas están leyendo

Fibra dietaria

La lechuga es una fuente extremadamente buena de fibra dietaria. Ésta incluye fibras insolubles y solubles. Las primeras añaden masa a las heces, ayudando a que las mismas pasen a través del sistema digestivo más fácilmente. Las fibras solubles proveen masa líquida a las heces y los alimentos que son digeridos, ralentizando y ayudando la absorción de nutrientes. Según la Extensión de la Universidad de Illinois, la lechuga contiene fibras solubles e insolubles, y una taza de lechuga cruda picada contiene 1,3 g de fibra dietaria.

Desórdenes digestivos

Un tracto digestivo afectado por comer lechuga puede ser indicador de una enfermedad más severa. Las enfermedades pueden ser funcionales o desórdenes estructurales. Las posibilidades de desórdenes funcionales incluyen el síndrome del intestino irritable, estreñimiento y la mala absorción de nutrientes. Los desórdenes estructurales son el resultado de un crecimiento o forma anormal del intestino, y podrían requerir intervención quirúrgica. Consulta a tu médico para determinar si hay un desorden digestivo si tienes dolor digestivo frecuente o continuo.

Requisitos de fibra

La fibra dietaria insuficiente es una de las causas de los desórdenes digestivos funcionales como el síndrome del intestino irritable y el estreñimiento. Comer más fibra ayudará a evitar que tu tracto digestivo se súper-estimule o se congestione al ingerir alimentos altos en fibra como la lechuga. Según la Mayo Clinic, los hombres menores de 50 años requieren 38 g de fibra diariamente. Para un hombre mayor de 51 años, 30 g son el requisito diario sugerido. Para las mujeres, el requisito diario de fibra es 25 g para las menores de 50 y 21 g para las mayores de 51.

Medidas preventivas

Un método para prevenir los desórdenes digestivos funcionales es aumentar tu ingesta de fibra diaria mediante los alimentos. Comer grandes cantidades de otros alimentos ricos en fibras reducirá la probabilidad de irritación cuando comas alimentos ricos en fibras, como la lechuga. Algunas buenas opciones para añadir fibra son las frutas, vegetales, legumbres y productos de granos enteros. Mantenerse apropiadamente hidratado ayudará a reducir la probabilidad de que una dieta alta en fibras genere estreñimiento. Si no estás seguro sobre cuánta fibra deberías comer, consulta con un profesional médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles