Lectinas en frijoles y granos

Escrito por falinia adkins | Traducido por georgina velázquez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Lectinas en frijoles y granos
Las lectinas se encuentran en la parte de la semilla que brota de las hojas. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Las lectinas son un tipo de proteína que se encuentra en los frijoles, legumbres y granos. Su propósito principal es defender las plantas contra los insectos y microorganismos. Aunque altos niveles de lectinas son tóxicos para los seres humanos, los niveles bajos son nutricionalmente beneficiosos. Debido a su estructura única, entran en la sangre sin cambios, desencadenando el sistema inmune para crear anticuerpos, que es como los frijoles y los panes ayudan a prevenir enfermedades.

Otras personas están leyendo

Beneficios

Junto con la activación del sistema inmune, las lectinas proporcionan nutrientes en el nivel celular y cuentan con propiedades anti-inflamatorias. Cuando las lectinas están presentes en el cuerpo, promueven la salud, reducen el riesgo de enfermedad y promueven la regulación de la grasa. Buenas fuentes de lectina incluyen frijoles pintos, pan de Ezequiel, productos de soya, cereales integrales, arroz, tofu y los cereales de salvado.

Consideraciones

Para ingerir con seguridad las lectinas en frijoles y granos, el contenido de lectina debe ser neutralizado en la cocción, la fermentación o la brotación, lo que reduce los niveles de proteína. Las aluvias crudas contienen hasta 70.000 unidades de lectina, haciendo solo un poco de frijoles una dosis potencialmente letal. Muchos frijoles contienen sólo 400 a 500 unidades después de haber sido neutralizados. Los cereales, tales como avena, trigo y cebada, también deben ser neutralizados en forma de cocción, hornear y fermentar.

Efectos

Aunque todos los frijoles y los granos son fuentes abundantes de lectinas, hay algunos alimentos que son más difíciles en el sistema digestivo que otros. Por ejemplo, los cacahuetes y la soya están comúnmente asociados con molestias gastrointestinales tales como la flatulencia. Una de las mejores maneras de reducir la cantidad de lectina en los frijoles es ponerlos en remojo durante horas, preferentemente durante la noche, antes de cocinar. También debes lavar y cambiar el agua con frecuencia ya que la absorben.

Teorías

Según el médico naturópata Dr. Peter D'Adamo, el tipo de sangre nos determina que tipo de fuentes de lectina podemos utilizar más eficientemente. Por ejemplo, dice que los tipos sanguíneos A y B utilizan fuentes de lectina del frijol y los granos como el arroz, el salvado y los frijoles de manera más eficiente que el tipo de sangre O. Como resultado, las personas con sangre tipo O pueden sentir incomodidad al consumir fuentes de lectina de los frijoles y granos. Utilizan mejor las fuentes de lectina tales como la carne, las verduras y las frutas, afirma D'Adamo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles