Cómo liberarse de las fasciculaciones musculares

Escrito por jisel perilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Según la enciclopedia médica Medline Plus, las fasciculaciones musculares son el resultado de contracciones menores en el músculo afectado o de pequeños espasmos en las fibras o filamentos nerviosos de un grupo muscular en particular. Las fasciculaciones musculares suelen ser inofensivas pero pueden interferir en las actividades cotidianas y, si son muy intensas, pueden ser síntoma de una enfermedad más grave. Para liberarte de estas molestias es importante que identifiques la causa del problema y que sigas los métodos de tratamiento apropiados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un multivitamínico diario, si la causa de tu problema es una alimentación deficiente
  • Un relajante muscular, si las fasciculaciones son intensas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo liberarte de las fasciculaciones musculares

  1. 1

    Identifica el origen de las fasciculaciones. Pueden ser causadas por numerosos factores tales como el estrés o la ansiedad, el ejercicio, el exceso de cafeína y las reacciones adversas a medicamentos recetados, entre ellos el estrógeno, el cortisol y los diuréticos. La alimentación deficiente y los trastornos en el sistema nervioso también suelen ser causantes de este problema. Para tratar y detener las fasciculaciones es importante conocer su origen.

  2. 2

    Asegúrate de estirar antes y después de la actividad física. El ejercicio es una causa frecuente de estos espasmos. Además, los corredores deben caminar entre 5 y 10 minutos antes y después de entrenar para disminuir la posibilidad de que ocurran las fasciculaciones. Masajea el músculo afectado para aliviar las molestias.

  3. 3

    Deja, modifica o adapta cualquier actividad que cause tu problema. Si es el estrés o la ansiedad, prueba con ejercicios de relajación como la respiración profunda, la meditación o el yoga. Practícalos todas las mañanas y cada vez que aparezcan las fasciculaciones. Controla los niveles de estrés y de ansiedad para detener o, al menos, reducir significativamente los espasmos.

  4. 4

    Si las fasciculaciones se deben al abuso de cafeína, reduce o suspende el consumo de café y refrescos para ver si las contracciones musculares disminuyen. Si la causa es un medicamento, pregúntale a tu médico cómo evitar o reducir los efectos secundarios o pídele que te recete un medicamento alternativo. La alimentación deficiente, en particular la falta de vitamina B y de hierro, también puede dar origen a este problema. Asegúrate de seguir una dieta balanceada y toma un suplemento vitamínico diario. Una buena nutrición detendrá las fasciculaciones.

  5. 5

    Si después de seguir los pasos anteriores el problema persiste o se agrava, consulta a tu médico. Por lo general, estas contracciones no requieren tratamiento y desaparecen por sí solas pero, si son muy intensas, tu médico puede recomendarte relajantes musculares que detendrán o, al menos, reducirán los espasmos.

  6. 6

    Ten en cuenta que estas contracciones también pueden ser el resultado de un trastorno grave del sistema nervioso o muscular. Si las fasciculaciones son graves, no responden al tratamiento o se prolongan por más de dos semanas, consulta a tu médico. Pueden ser síntoma de una variedad de trastornos nerviosos y musculares como por ejemplo la enfermedad de Lou Gehrig (ELA), fibromialgia, atrofia muscular espinal, miopatía (debilidad muscular), daños neurológicos o distrofia muscular.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles