Cómo librarse de las lesiones subcutáneas provocadas por sarna

Escrito por lisa sefcik
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los ácaros que causan la sarna han provocado infecciones en la piel humana durante al menos 2.500 años, con alrededor de 300 millones de casos que se informan cada año a nivel mundial, de acuerdo con la Academia de Dermatología de Estados Unidos (AAD, por sus siglas en inglés). La infección se caracteriza por una erupción de aspecto similar a aquel de las espinillas y se asocia a una intensa picazón. Mediante una adecuada identificación y tratamiento de la mencionada infección, es posible librarse de las lesiones subcutáneas provocadas por los ácaros de la sarna y prevenir este problema. De este modo, ésta no será más que una molestia transitoria.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Medicación para la sarna que tu médico prescribirá
  • Lavadora y secadora
  • Detergente para la ropa
  • Aspiradora
  • Bolsas plásticas o contenedores

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Visita a tu médico para asegurarte de que padeces sarna. Él realizará un examen físico, que incluirá la identificación de los surcos acáricos (los lugares en la piel donde el ácaro hembra pone sus huevos). Muchas veces se efectúa un raspado indoloro de la piel con el fin de confirmar la presencia de los ácaros que causan la sarna o de sus huevos. Si éstos se encuentran, tu médico te prescribirá una medicación tópica (crema o loción) que utilizarás para matar estos parásitos alojados bajo tu piel, así como sus huevos.

  2. 2

    Comienza con la piel limpia y seca. La Fundación Internacional para la Dermatología (IFD, por sus siglas en inglés) aconseja tomar un baño tibio; no uses agua caliente, ya que esto puede causar que la medicación tópica se absorba en los vasos sanguíneos en lugar de hacerlo en la capa exterior de la piel. Seca con cuidado.

  3. 3

    Aplica la medicación tópica del mentón hacia abajo. (La Clínica Mayo destaca que las dos medicaciones que se prescriben habitualmente son la permetrina y el crotamitón.) La IFD enfatiza que deberías cubrir cada pulgada del cuerpo, incluyendo los genitales externos, y también bajo el nacimiento de las uñas en los dedos de los pies y de las manos.

  4. 4

    La IFD aconseja utilizar la cantidad recomendada de medicación tópica. Usar poco puede no matar los ácaros de la sarna que te provocan lesiones subcutáneas. Usar demasiada cantidad puede ocasionar irritación en la piel.

  5. 5

    Déjate colocada la medicación para la sarna durante el tiempo especificado por tu médico. La Clínica Mayo indica que éste ronda las ocho horas por lo general. Más tarde, puedes enjuagarte la medicación en la ducha o en la tina. (La IFD apunta que muchas medicaciones tópicas se aplican justo antes de acostarse.)

  6. 6

    Encárgate de los ácaros que provocan la sarna en el hogar. Lava la ropa en general y también la blanca en agua jabonosa caliente a al menos 130 grados Fahrenheit de temperatura, y sécala en calor máximo durante al menos 20 minutos, según aconseja la Asociación para la Salud Social de Estados Unidos (ASHA, por sus siglas en inglés). Los artículos que no se puedan lavar y secar deben llevarse a un lavadero a seco o almacenarse en bolsas plásticas o contenedores fuera del hogar por dos semanas. Pasa la aspiradora en las alfombras y en el mobiliario, y deshazte de la bolsa.

Consejos y advertencias

  • La limpieza de tu hogar es un aspecto primordial para eliminar con éxito la infestación humana, destaca la AAD.
  • La IFD exhorta a todas las personas que viven bajo el mismo techo a que se traten la infestación por sarna al mismo tiempo, evidencien o no signos o síntomas de la afección.
  • Un falso concepto acerca de la sarna es que ésta se transmite por los animales, según destaca la IFD; las infecciones por sarna se transmiten únicamente entre seres humanos.
  • Los niños y los pacientes que tengan su sistema inmune suprimido pueden requerir tratamiento tópico también en sus cabezas.
  • No te laves las manos después del tratamiento, a menos que estés preparando o manipulando alimentos. Si debes lavarte las manos, aplícate la medicación otra vez.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles