Libros electrónicos vs. libros tradicionales

Escrito por jamie wilson | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Libros electrónicos vs. libros tradicionales
Un libro electrónico no ocupa un espacio real, a diferencia de los libros tradicionales. (library books image by Daughterson from Fotolia.com)

En algún momento del siglo VII d.C., se creó el primer libro. En 1452, Johannes Gutenberg produjo los primeros libros impresos en masa. En 1971, Michael Hart publicó el primer libro electrónico, la Declaración de Independencia. Y a mediados de la década de 1980, Bob Stein produjo los primeros libros digitalizados comerciales para su empresa Voyager. Los libros electrónicos están en su infancia en comparación con los libros impresos, sin embargo, sus ventajas están ayudando a alcanzar rápidamente la paridad en las ventas con los libros tradicionales en papel.

Otras personas están leyendo

Entrega inmediata

A diferencia de un libro impreso, un libro electrónico puede ser entregado inmediatamente en tu dispositivo de lectura electrónica o computadora personal. El Kindle de Amazon y el Nook de Barnes & Noble permiten la compra y la descarga de un libro nuevo en cuestión de minutos o segundos. A menos que estés en la librería para recogerlo, ningún libro impreso puede igualar la gratificación rápida de un libro electrónico.

Ser dueño de tu libro

A pesar de su conveniencia, el libro electrónico tiene un gran inconveniente. La mayoría de los libros electrónicos comerciales se venden con unas restricciones estrictas de administración de los derechos digitales (DRM, por sus siglas en inglés) sobre los mismos, evitando que los propietarios puedan prestar o vender sus libros, y a veces de transferirlos de un dispositivo a otro. Esto ha dado lugar a quejas en cuanto a que en realidad no eres dueño de tu libro, sino que solo lo alquilas de la librería por un período de tiempo. Por otra parte, millones de libros sin derechos de autor e incluso los libros nuevos con derechos de autor se encuentran disponibles para que los lectores los puedan descargar y distribuir de forma gratuita sin ningún DRM en absoluto.

Portabilidad

Ninguna biblioteca de textos impresos es tan portátil como una biblioteca de textos electrónicos. Los lectores electrónicos pesan menos de una libra (0,45 g) en promedio y cada texto añadido al sistema no añade peso. Es fácil de llevar una biblioteca virtual de miles de libros. El mismo número de libros en formato impreso podría llenar fácilmente un camión de mudanzas.

Lectura ecológica

Actualmente, la industria debate si los libros electrónicos o los libros impresos son más ecológicos. Los libros impresos están hechos de árboles u otra celulosa. Están impresos con un sistema de línea de montaje que incluye varios productos químicos tóxicos, luego son llevados a una librería para que un cliente los compre. Un solo libro puede dejar una gran huella de carbono. Los libros virtuales parecen no causar problemas ambientales. El lector electrónico es el que presenta algunos problemas ambientales. Su fabricación requiere la extracción de elementos pocos comunes en la tierra, la quema de combustibles fósiles y el transporte a las tiendas o las casas. Al comparar los lectores electrónicos con los libros tradicionales, deberían comprarse aproximadamente 100 libros y almacenarlos en el lector electrónico para que su fabricación compense la energía y la contaminación ahorrada.

Diferencias en la publicación

Los libros electrónicos tienen enormes diferencias en cuanto a la publicación. Muchos libros electrónicos son formateados por los contratistas, no por los editores. Pueden editarse rápidamente y prepararse para ser lanzados en un formato de libro electrónico, eliminando las largas esperas para la publicación. Debido a que estás descargando un patrón de puntos y rayas y no estás recogiendo un objeto físico, el tamaño de una impresión deja de tener sentido. Además, los editores no incurren en costos de producción producto de la edición y tipografía, ni incurren en gastos de transporte o pérdidas por libros sobrantes.

Mercadeo de los libros electrónicos

Los escritores están empezando a ver el potencial de marketing de lanzar los libros electrónicos de obras antiguas en forma gratuita cuando promocionan las versiones de pago de los libros nuevos. En la Baen Online Library, decenas de escritores han donado obras antiguas para su descarga gratuita. Cory Doctorow, co-editor de Boing Boing y autor de varias novelas de fantasía, libera todas sus novelas como textos electrónicos, al mismo tiempo que se están imprimiendo. Los escritores que participan en este tipo de esquema de comercialización están de acuerdo en que parece darle un impulso a sus ventas posteriores de libros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles