DESCUBRIR
×

Cómo hacer un licuado de frutilla y kiwi

Actualizado 21 febrero, 2017

Combinar kiwi y frutillas en un licuado hace una bebida refrescante que también es buena para tu salud. La fruta contiene vitaminas A, B6, C, K y folato, y es muy baja en calorías. Hacer este trago libre de culpa toma solo unos minutos.

Instrucciones

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images
  1. Lava bien las frutillas si son frescas. Pela y corta el kiwi.

  2. Coloca el kiwi, las frutillas y el hielo en la licuadora. Los kiwis tienen pequeñas semillas negras, pero no te preocupes, son comestibles. Agrega el jugo de naranja al final, así derrite solo un poco el hielo.

  3. Licúa hasta formar el licuado.

Consejos

  • Ajusta la cantidad de hielo en la receta hasta que encuentres la densidad deseada. Cuanto más hielo utilices, más espesa será la bebida.
  • El agua puede sustituirse por jugo de naranja.
  • Experimenta con distintos jugos y frutas.

Necesitarás

  • 1 kiwi
  • 1 taza de frutillas frescas o congeladas
  • 1/2 taza de jugo de naranja
  • 1 taza de hielo picado
  • Una licuadora