Cómo puedo hacer un licuado de proteínas casero que construya músculos

Escrito por jennifer andrews | Traducido por antonella iannaccone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo puedo hacer un licuado de proteínas casero que construya músculos
Haz batidos de proteína saludable en casa con una licuadora. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

La proteína es un nutriente esencial que tu cuerpo necesita para construir el músculo. Este nutriente es esencial para la reparación, el mantenimiento y el crecimiento de los músculos, además de otras funciones del cuerpo. Los alimentos naturales son generalmente la manera más eficaz para satisfacer tus necesidades diarias de proteínas. Sin embargo, puede ser difícil encontrar el tiempo para preparar los alimentos necesarios o para consumirlos en las cantidades recomendadas. Los batidos de proteínas son una manera alternativa y complementaria para obtener la proteína en tu dieta. También son fáciles de preparar en casa si tienes los ingredientes adecuados y herramientas. Los batidos de proteína caseros son más baratos que comprar los preparados en los gimnasios o tiendas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Batidora
  • Cuchara
  • Vaso
  • Polvo de proteínas
  • Plátano
  • 1 cucharada de mantequilla de maní
  • 3 a 4 cubos de hielo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Añade leche descremada o baja en grasa a una licuadora que esté apagada.

  2. 2

    Añade una bola, o 30 g, de proteína en polvo con sabor a la licuadora.

  3. 3

    Pela un plátano. Trózalo en piezas más pequeñas para evitar porciones en el producto final. Añadelo a la licuadora con leche y polvo.

  4. 4

    Añade una cucharada de mantequilla de maní a la licuadora. Si prefieres un batido más espeso, añade 3 a 4 cubos de hielo.

  5. 5

    Pon la tapa en la licuadora. Mezcla a velocidad baja y aumenta gradualmente la velocidad por un minuto o hasta que todos los ingredientes se disuelven en una consistencia suave. Vierte la mezcla en una copa y disfrutala de inmediato o refrigerala para su uso posterior.

Consejos y advertencias

  • Si tienes alergias a la leche de vaca, puedes utilizar almendras, arroz o leche de soja. Utiliza otras mantequillas de frutos secos, como la mantequilla de almendra que tiene un alto contenido de vitamina E, en lugar de la mantequilla de maní. Si tienes alergias a las nueces, considera el uso de mantequilla de semillas, como calabaza o girasol. Experimenta con diferentes proteínas en polvo para determinar qué variante, marca y tipo prefieres. Prueba proteínas de polvos de vainilla o chocolate en formas de arroz, de cáñamo, suero o vegana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles