Cómo lidiar con los berrinches de niños autistas

Escrito por janoah white | Traducido por paulo roldan
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lidiar con los berrinches de niños autistas
Los berrinches en niños autistas representan todo un reto para quienes los cuidan. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El cuidado de un niño con autismo es definitivamente un reto. Además de lidiar con barreras sociales y de comunicación, estos niños con frecuencia harán berrinches, incluso si se ven de mayor edad que los niños en los que los berrinches son algo típico. Si bien no siempre puedes prevenir estos berrinches, puedes equiparte para estar mejor preparado para manejarlos.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de ser sensible a sus necesidades. A veces el berrinche es simplemente un resultado de su frustración y su incapacidad de comunicarse. Presta atención especial al niño, en particular si crees que están tratando de hacerte saber algo, y sé paciente al tratar de entender lo que necesita o quiere.

  2. 2

    Como los niños pequeños, a veces los niños con autismo harán berrinches simplemente porque no pueden hacer su voluntad. No cedas a estas rabietas sólo para mantener al niño tranquilo. Si entiendes lo que el niño desea, y la respuesta sigue siendo no, deja que permanezca. Muchas veces, los niños con autismo tienen problemas para entender sus límites, y con frecuencia harán berrinches porque no entienden por qué no pueden hacer o tener algo. No cedas como resultado del berrinche, o se condicionarán a ese comportamiento y creerán que resultará en que puedan hacer lo que quieran.

  3. 3

    Ignora el berrinche. Esto no siempre es posible, pero a veces querrás recompensar el comportamiento negativo con atención. Mientras que el niño no se lastime a sí mismo o a otros, pretende que ni siquiera lo ves. Con frecuencia, se dará cuenta de que su comportamiento no está obteniendo atención y el berrinche terminará.

  4. 4

    Detenlo si es necesario. Si el niño se está lastimando a sí mismo, a ti o a otros, probablemente tengas que detenerlo. Ubícate en una posición en la que estés detrás de él y sostén sus brazos junto a su cuerpo para que no puedan balancearse o arrojar cosas. A veces, también tendrás que sostener sus piernas, para lo cual tendrás que utilizar tus piernas. Muchos de estos niños son muy fuertes, por lo cual necesitarás el uso de una fuerza considerable. Habla con un especialista que trabaja con niños autistas para que te muestre técnicas para sostenerlo sin lastimarlo.

  5. 5

    Redirige la atención del niño si es posible. Trata de interesar al niño en otra actividad para alejar su mente de cualquier cosa que lo esté molestando.

  6. 6

    No tengas miedo de castigarlo. La mayoría de los niños autistas son muy inteligentes, y aunque procesan su pensamiento de forma distinta, ellos entienden cuando están siendo castigados. Aunque estos castigos pueden requerir modificaciones, aún siguen siendo una disciplina necesaria. Considera tiempo fuera y retirar golosinas o privilegios especiales. Explícale en términos simples por qué están siendo castigados, y evita castigos largos, pues podrían no ser efectivos (ni incluso entendidos).

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles