Cómo lidiar con una conducta ofensiva

Escrito por debra stang | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lidiar con una conducta ofensiva
Un compañero grosero de oficina que dice insultos puede ser muy intimidante. (Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images)

Cada lugar de trabajo tiene al menos una persona "idiota" que es insultante y condescendiente, arrogante o simplemente desagradable. A veces, estás obligado a ver un compañero de trabajo siendo acosado o abusado por esta otra persona. Incluso tú podrías ser el blanco de los que buscan pelea en la oficina en algún momento. Estas personas y su grosero comportamiento pueden parecer abrumadoras, pero hay varios pasos que puedes tomar para hacerle frente.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Ignora el comportamiento de la persona. La mayoría de las personas que se comportan de una manera deliberadamente insultante lo hacen para llamar la atención. No tener un público para sus payasadas a menudo callará al compañero de trabajo grosero más rápido que otra táctica.

  2. 2

    Mira a la persona grosera a los ojos y dile cómo encuentras su conducta ofensiva. Si no puedes pasar por alto el comportamiento, es el momento de hacerle frente. Asegúrate de aclarar qué comportamiento encuentras insultante. Algunas personas tienen estas habilidades sociales pobres, ya que realmente no saben cómo interactuar sin ofender a los demás.

  3. 3

    Cambia el tema. Sé firme y no dejes que la otra persona te sofoque con sus insultos. Conviértete en un disco rayado y di: "No quiero hablar de eso nunca más" o "Creo que vamos a tener que estar de acuerdo en desacordar en eso".

  4. 4

    Usa el humor para aliviar la tensión. Tu humor no debe tener como objetivo herir a nadie, incluyendo a la persona que se está comportando de una manera insultante.

  5. 5

    Informa sobre la persona grosera a tu supervisor o al departamento de recursos humanos. Un compañero de trabajo tóxico puede hacer el trabajo difícil para todos. Una intervención temprana es también buena para el matón de oficina. Lo pone sobre aviso de que sus insultos no serán tolerados y lo obliga a aprender formas diferentes, más socialmente aceptables para desahogar sus frustraciones.

Consejos y advertencias

  • Siempre habla calmado y de manera respetuosa a aquella persona. Respondiendo a sus insultos con insultos solo intensificarás la situación.
  • Si el manejo no te ayuda a contener a la persona grosera, a lo mejor, tu mejor opción sea buscar otro trabajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles