Cómo lidiar con la fatiga extrema durante el comienzo del embarazo

Escrito por ehow contributor | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lidiar con la fatiga extrema durante el comienzo del embarazo
Aprende a lidiar con la fatiga extrema durante el comienzo del embarazo.

Lidiar con la fatiga extrema durante el embarazo no es una tarea fácil. La mayoría de las madres se sienten extremadamente cansadas durante el primer trimestre de embarazo. Aquí es cuando todos tus niveles hormonales aumentan para soportar a tu nuevo bebé, tu útero comienza a producir placenta para nutrirlo, y este comienza a crecer a pasos agigantados. Todo este nuevo crecimiento consume mucha de tu energía, pero puedes tomar algunos pasos para aliviar potencialmente algo de la fatiga extrema.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vitaminas prenatales

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    No juegues a ser la "súper mamá". Si necesitas una siesta, toma una siesta. Incluso una siesta de 30 minutos realmente puede proveerte de mucha de la energía necesitada. Divide tus tareas en diferentes días en vez de hacer varias cosas el mismo día. Delega algo de tu trabajo a tu familia o amigos, si lo necesitas. En general, cuídate y honra las necesidades de tu cuerpo.

  2. 2

    Asegúrate de tomar vitaminas prenatales. Una buena vitamina prenatal realmente puede aumentar tu nivel de energía además de proveer buenos suplementos para el crecimiento del bebé. Busca vitaminas que contengan muchos ingredientes naturales, como las de una tienda de alimentos saludables y enteros. La mayoría de las veces, estas vitaminas son absorbidas por el cuerpo más fácilmente y contienen menos relleno y más nutrición.

  3. 3

    Come sanamente. Come una porción justa de verduras, vegetales, granos enteros, carnes magras y leche descremada. También deberías consumir de 300 a 400 calorías extra al día para apoyar el crecimiento del bebe. Los alimentos saludables realmente pueden hacer una diferencia en cómo te sientes cada día.

  4. 4

    Evita la cafeína para darte un impulso de energía. La cafeína puede darte un impulso inicial pero hace que te sientas más cansada al final del día. Es mejor simplemente evitar la cafeína si quieres tener tanta energía como sea posible.

  5. 5

    Si sientes que nada te está ayudando y tu fatiga está evitando que trabajes o hagas las cosas necesarias, revisa tu nivel de hierro. Algunas veces, los niveles de hierro caen, lo que causa anemia ferropénica, la que empeora la fatiga hasta ser casi insoportable. Si el resultado de la prueba muestra que tienes un nivel bajo de hierro, tu doctor te dará un suplemento de hierro, el que puede hacer una gran diferencia entre la fatiga extrema y el cansancio normal.

  6. 6

    Haz ejercicio moderado. Caminar, hacer yoga para embarazadas todos los días o hacer aeróbicos puede marcar la diferencia en tu nivel general de energía.

Consejos y advertencias

  • Ten en mente que sentirse cansada es una parte normal y sana del embarazo.
  • Métete a juntas de madres y pregúntales a otras madres qué ha funcionado para ellas. No eres la primera madre exhausta y hay un montón de buenas sugerencias allá afuera.
  • Descansa cuando tu cuerpo te pide que descanses.
  • Consulta a tu doctor antes de tomar cualquier medicamento, incluyendo hierbas, que pretendan aumentar tu nivel de energía.
  • Aléjate de las bebidas energéticas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles