Cómo lidiar con un niño enojado de 12 años

Escrito por simon foden Google | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lidiar con un niño enojado de 12 años
Los cambios de humor son naturales a los 12 años, pero la ira debe investigarse. (Darrin Klimek/Photodisc/Getty Images)

Tratar con un niño enojado de 12 años de edad es difícil, emocionalmente exigente y confuso. Una cuestión que complica el tratar con la ira de los 12 años de edad es la adolescencia y, más concretamente, la pubertad. El Ohio State Medical Center afirma que la edad promedio de comienzo de la pubertad en los varones es entre los 9,5 y 14 años, así que hay una buena probabilidad de que las hormonas estén involucradas con la ira. Es imprescindible la aceptación de que las hormonas pueden causar cambios de humor, pero también se debe tratar la ira del niño como legítima y válida.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Pregunta cuál es el problema con una voz calmada y comprensiva. Si la ira se dirige hacia tí en particular, no te ofendas. Reconoce la ira, pero no la profundices. Por ejemplo, dí "escuché que tu estás molesto conmigo, pero estoy seguro de que podemos hablar de ello". No digas "lamento haberte hecho enojar" . Esto implicaría para el niño que aceptas alguna responsabilidad por la ira. Aunque puedes tener la culpa, este no es el momento de buscar culpables.

  2. 2

    Reconoce los motivos expuestos de la ira. Has pedido que que te digan la causa, por lo nunca debes pasar por alto su respuesta. En algunos casos, puede que no sepa por qué está enojado. En tal caso, sondea un poco más profundamente.

  3. 3

    Sugiere una solución. Si algo específico está causando que el niño se enoje, por ejemplo, que no puede hacer su tarea o que has tomado una decisión que no le gusta, haz sugerencias prácticas para superar la causa de la ira.

  4. 4

    Desvía y tratar de ignorar cualquier comportamiento agresivo. Si el niño grita, no grites en respuesta. "Estoy hablando en un nivel educado, te agradecería que hicieras lo mismo", es una buena respuesta.

  5. 5

    Sal de la habitación. Una vez que has dado al niño sus opciones, dile "voy a dejar que te calmes durante 10 minutos. Voy a estar al otro lado del pasillo si me necesitas". Es esencial que permitas que el niño tenga su espacio. Puede ser que él esté experimentando ansiedad o confusión debido a la pubertad y la ira es su forma de exteriorizar esto. En tales casos, una rabieta y un período de calma son todo lo que necesita para superarlo. Sin embargo, si el niño se está comportando de forma destructiva o violenta, no dejes la habitación. En cambio, con calma pero con firmeza dile que cambie su comportamiento.

Consejos y advertencias

  • Utiliza lenguaje corporal de no confrontación. No cruces los brazos, señales o te inclines sobre el niño. Siéntate o ponte en cuclillas a su lado. No bloquees las puertas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles