Cómo lidiar con un vecino ruidoso

Escrito por ehow contributor | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lidiar con un vecino ruidoso
Si tu y tu vecino son dos desconocidos, lo último que se te ocurriría sería gritarle y señalar tu reloj mientras él parpadea desde la puerta de su casa. (angry man image by Pavel Losevsky from Fotolia.com)

A menos que vivas en una gran mansión enclavada en lo profundo de una parcela de 500 acres (200 hectáreas), lo más probable es que hayas tenido que lidiar en algún momento con un vecino ruidoso. Ya sea que te quejes con el joven vecino del apartamento adyacente porque escucha música de jazz a todo volumen a la 1 de la madrugada o con la gente que vive en la casa de al lado porque todas las noches de verano organizan cenas al aire libre, a continuación detallamos la forma de abordar el asunto con calma y diplomacia.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Analiza si tu queja es razonable. Como regla general, el ruido excesivo después de las 11 de la noche en un día semanal, o después de las 12 de la noche o 1 de la madrugada los fines de semana, es motivo de queja. A menos que la música que escucha tu vecino o sus conversaciones, literalmente hagan temblar tus muebles o erizar la piel de tu gato, no es legítimo golpear la puerta del vecino a las 8:30 de la noche y demandar que haga silencio.

  2. 2

    Trate de amortiguar el ruido. Enfrentarse a los vecinos es una situación rodeada de incertidumbre, por eso primero debes hacer todo lo que esté a tu alcance para tratar de aminorar el ruido. Considera la posibilidad de encender un ventilador, invertir en una máquina de ruido blanco o simplemente irte a dormir con tapones en los oídos (que sirven perfectamente para bloquear el ruido de alta frecuencia, aunque no sirve para bloquear el repiqueteo de los parlantes de frecuencias graves).

  3. 3

    Habla con tu vecino en persona. Si el infractor vive en un apartamento adyacente al tuyo, será tentador simplemente golpear con fuerza la pared (o el piso, o el techo, según el caso) para llamar su atención; pero esto no es una buena idea. Si tu vecino está haciendo tanto ruido, probablemente no escuchará tus golpes desesperados y aún si escucha los golpes puede llegar a ofenderse (o divertirse) en lugar de preocuparse por la molestia que está causando. (Si sabes su número de teléfono, puedes llamarlo, pero siempre es mejor lidiar con estos casos frente a frente).

  4. 4

    Habla en un tono de voz medio. Si tu y tu vecino son dos desconocidos, lo último que se te ocurriría sería gritarle y señalar tu reloj mientras él parpadea desde la puerta de su casa. Con un tono amistoso, dile que tienes que levantarte temprano al día siguiente y que estarías muy agradecido si pudiera bajar un poco el volumen del estéreo. La misma estrategia funciona si debes lidiar con tu vecino contiguo; y recuerda que por supuesto debes tomarte la molestia de vestirte para el pequeño paseo.

  5. 5

    Llama a la policía sólo en última instancia. Si has lidiado con tu vecino ruidoso durante semanas o meses, la situación puede alcanzar el punto en el que no tienes otra opción más que llamar a las autoridades. Antes de eso, refuerza tu caso y protégete contra posibles recriminaciones: ponte en contacto con otros vecinos que también estén sufriendo estos ruidos molestos y presenten un frente unido ante el vecino molesto y la policía.

Consejos y advertencias

  • Nunca debes llamar al 911 para registrar una queja por ruidos molestos; este número se usa estrictamente para casos de emergencia. Debes comunicarte con el número de teléfono de la comisaría o el departamento de policía local.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles