Cómo lijar masilla para carrocería

Escrito por emily patterson | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lijar masilla para carrocería
Automóvil en la calle. (red sports car image by palms from Fotolia.com)

La masilla para carrocería es un compuesto que se utiliza para cubrir o rellenar agujeros o abolladuras en los vehículos. Luego de esparcir la masilla sobre el agujero o abolladura, lija de forma adecuada, para darle un acabado liso previo a la pintura. Lijar masilla es una tarea tediosa que lleva tiempo y requiere atención a los detalles, y debes aplicar varias capas, para lograr un resultado perfecto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lima para autos redondeada de 10 pulgadas (25,4 cm)
  • Bloque de lija de 10 pulgadas (25,4 cm)
  • Imprimación
  • Lija de grano 60
  • Lija de grano 80
  • Lija de grano 120
  • Lija mojada de grano 600
  • Máscara para protegerse del polvo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita los bordes de la masilla con una lima redonda de 10 pulgadas (25,4 cm). Sostén la lima plana contra la masilla y raspa los puntos más grandes. De ser posible, trabaja en más de una dirección, para reducir las marcas en la masilla.

  2. 2

    Rocía la masilla con una capa de imprimación. Utiliza solo lo suficiente como para dejar una capa fina sobre la superficie.

  3. 3

    Coloca lija de grano 60 en un bloque de lija de 10 pulgadas (25,4 cm). Si la zona es demasiado pequeña, utiliza un bloque de menor tamaño. El bloque debe ser un poco más grande que la mitad del tamaño de la zona que vas a tratar.

  4. 4

    Lija la zona con el bloque, con movimientos largos, para evitar dejar áreas ondeadas en la masilla. Mueve la lija en múltiples direcciones, para evitar dejar rayones. Lija hacia arriba y abajo, de un lado al otro y en círculos, cambiando de dirección con frecuencia.

  5. 5

    Quita toda la imprimación. Si quedaron puntos hundidos, limpia la zona y rellena con más masilla. Repite los pasos 1 a 3 hasta que toda la zona quede pareja luego de haber lijado la imprimación.

  6. 6

    Cambia la lija de grano 60 por una de grano 80. Lija toda la superficie y los alrededores, hasta que quede un margen de ½ pulgada (1,3 cm) alrededor de la masilla que sea solo metal. Continúa lijando para dejar expuesto un margen adicional de ½ pulgada (1,3 cm) de la imprimación original (que suele ser blanca) y mezcla la zona, para que los bordes de todas las capas queden visibles y mezclados.

  7. 7

    Cambia la lija de grano 80 por la de 120. Lija toda la zona, incluyendo los márgenes, hasta que quede todo parejo. Repite el proceso con lija de grano 220.

  8. 8

    Rocía la zona con una capa de imprimación. Lija con grano 220 y busca si quedó alguna imperfección. Si es necesario, rellena con un poco más de masilla y comienza con la lija de grano 120. Luego, repite con la de 220.

  9. 9

    Termina con una lija mojada de grano 600 sobre toda la zona. Mantén toda la zona bien mojada y lija de arriba abajo, de izquierda a derecha y en espiral, para suavizar todas las líneas y dejar la superficie lisa, sin imperfecciones.

Consejos y advertencias

  • Tómate tu tiempo con cada paso, para obtener mejores resultados. No puedes lijar de más, pero si no lijas lo suficiente, dejarás marcas que se verán en la pintura.
  • Utiliza siempre una máscara protectora cuando lijes, para evitar inhalar el polvo de la masilla. Trabaja en una zona bien ventilada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles