DESCUBRIR
×

Cómo lijar paredes de concreto

Los muros de hormigón son un lienzo en blanco que con frecuencia tienen un toque frío e industrial. Si éste no es el estilo de diseño que buscas, soluciona el problema puliendo las paredes para darles más brillo. Una vez que las paredes sean lijadas y pulidas, puedes cubrirlas con un sellador transparente, teñirlas o pintarlas para que combinen con tu decoración. Para pulir hormigón se requiere un poco de fuerza. Si te sientes fuerte, puedes hacer este trabajo con las herramientas adecuadas y mucho trabajo duro.

Instrucciones

Photos.com/Photos.com/Getty Images
  1. Lava las paredes con detergente y agua. Elimina los residuos de jabón enjuagando las paredes con una esponja y agua limpia. Deja que las paredes se sequen durante la noche.

  2. Adhiere una almohadilla de lijado de diamantes a una amoladora de mano. La almohadilla de diamantes es el único tipo lo suficientemente fuerte como para atravesar la capa superior de hormigón.

  3. Presiona la amoladora contra la pared y empieza a aplicar una presión firme. Muévela de arriba a abajo y de un lado a otro a través de la pared. Después de unos minutos el hormigón comenzará a tener un ligero brillo. Debes lograr un alto brillo para aplicar sellador transparente y tintura. Para la pintura, sólo es necesario quitar una pequeña parte de la capa superior de hormigón. Continúa lijando hasta obtener el brillo que desees.

  4. Limpia las paredes con un paño húmedo para quitar el polvo del lijado. La pared está preparada y lista para la pintura, tintura o sellador.

Consejos

  • Elige pinturas y tinturas formuladass para concreto y mampostería. La pintura se absorberá rápidamente en el hormigón poroso. Usa un imprimador para reducir la cantidad de pintura que vas a necesitar.

Necesitarás

  • Detergente para platos
  • Agua
  • Una esponja
  • Una amoladora de mano
  • Almohadillas de pulido de diamantes