Cómo lijar y pulir el vidrio

Escrito por kallie johnson | Traducido por jane laury
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo lijar y pulir el vidrio
Lijar y pulir las cubiertas de los faros puede eliminar los arañazos y las imperfecciones. (headlight image by Yulaki Khvenchuk from Fotolia.com)

Las imperfecciones, protuberancias y pequeñas grietas en la superficie se pueden lijar en el vidrio. Este proceso es más comúnmente utilizado por los mecánicos de automóviles para restaurar las cubierta de los faros delanteros con rayones. Después de lijar el vidrio, tendrá un aspecto nublado opaco. El pulimento para vidrios lo iluminará y restaurará a su aspecto transparente y brillante.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Recipiente
  • Jabón líquido para platos
  • Bloque de lijado hecho con diamante industrial
  • Paño suave
  • Pulimento para vidrio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa gafas y guantes de protección. Las ligeras salpicaduras del vidrio pueden volar durante el proceso de lijado, así que necesitas protegerte.

  2. 2

    Llena un recipiente con agua tibia y un chorrito de jabón para platos líquido. Sumerge un bloque de lijado hecho con diamantes industriales o uno que especifique su uso seguro en el vidrio con agua jabonosa. El bloque de lijado debe tener al menos 600 granos. Si no estás seguro de qué grano usar, comienza con el grano más bajo disponible y trabaja lentamente avanzando hacia un grano superior.

  3. 3

    Frota el bloque de lijado humedecido en un movimiento de ida y vuelta sobre el vidrio. Esto desbastará el vidrio. A medida que lo lijes, lo verás nublado en lugar de transparente. Si el vidrio aún se ve transparente o el arañazo o imperfección que estás tratando de eliminar aún está presente, selecciona un bloque de lijado con un grano superior. Continúa haciéndolo hasta que logres el resultado deseado. Sumerge el bloque en el agua jabonosa cuando comience a secarse.

  4. 4

    Humedece un paño suave con pulidor de vidrios. Frota el producto sobre el vidrio lijado de manera que toda la superficie quede cubierta con una capa fina y uniforme. Deja que el pulimento se seque en el vidrio, lo que deberá tardar unos 15 minutos.

  5. 5

    Lustra el pulimento frotando el vidrio con un paño seco en movimientos circulares. Continúa puliendo hasta que todo el producto quede eliminado. Si quedan residuos, humedece un paño con agua fría corriente y escúrrelo para sacar todo el exceso de humedad. Pule los residuos. Repite los pasos 4 y 5 hasta que el vidrio quede transparente y lustroso. Esto puede tardar varios intentos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles