Salud

Límites de exposición al ruido de la OSHA

Escrito por diane chinn | Traducido por pei pei
Límites de exposición al ruido de la OSHA

Los empleados deben usar protección auditiva cuando el ruido en el lugar de trabajo alcanza niveles peligrosos.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La pérdida de la audición es una de las lesiones más comunes en el lugar de trabajo, explica el Centers for Disease Control (Centros para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos). El CDC estima que entre 5 y 30 millones de trabajadores en los Estados Unidos, están expuestos regularmente a niveles de ruido en el lugar de trabajo, que los ponen en riesgo de sufrir pérdida total de audición. La Occupational Safety and Health Administration u OSHA (Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo de los Estados Unidos) establece los estándares para los niveles de ruido aceptables en los lugares de trabajo, con la finalidad de prevenir pérdida de audición de los empleados.

Estatuto sobre ruido de la OSHA

La pérdida auditiva inducida por el ruido se puede prevenir, pero no ser revertida. Por lo tanto, la OSHA requiere que los empleadores tomen medidas para reducir los niveles de ruido mediante la modificación de las prácticas de negocios o de la aplicación de soluciones de ingeniería. Si los niveles de ruido no pueden reducirse a niveles seguros, el empleador debe proporcionar dispositivos de protección auditiva y limitar el tiempo de exposición de los trabajadores a los ruidos fuertes. En pocas palabras, cuanto más fuerte el ruido, menor es la exposición permitida del trabajador. Más que un incidente aislado, el tiempo de exposición es la suma de todos los incidentes de exposición al ruido a lo largo de la jornada de trabajo.

Límites de ruido continuo

El ruido en el trabajo se considera continuo si el intervalo entre las ocurrencias de máximo nivel es de un segundo o menos. El ruido continuo se mide en decibeles (decibelios), medida que se expresa como dBA. La OSHA combina el nivel de decibelios con el tiempo en que un trabajador está expuesto a él, para determinar la exposición en decibelios. Por ejemplo, un camión de motor a diesel produce 84 dBA a una distancia de 50 pies (15,24 m), mientras que una motocicleta a una distancia 25 pies (7,62 m) produce 90 dBA. Las regulaciones de la OSHA especifican que los trabajadores pueden estar expuestos a un máximo de 90 dBA hasta durante ocho horas, a 95 dBA durante cuatro horas y a 115 dBA durante 15 minutos o menos sin protección auditiva. De acuerdo con la OSHA, el empleador debe tener un programa de conservación de la audición "continuo y eficaz" cuando la exposición al ruido continuo es superior a los 85 decibeles durante ocho o más horas sin protección auditiva.

Límite de impacto o impulso del ruido

El impacto o impulso del ruido es una explosión momentánea e intensa del sonido que dura unas pocas milésimas de segundo y que se repite al menos una vez cada segundo. Algunos ejemplos de impacto son los ruidos percutidos que producen las pistolas de clavos, los rotomartillos, los martinetes industriales, las explosiones y los disparos de armas de fuego. Los trabajadores no deben estar expuestos a ruidos con un impacto superior a los 140 decibeles.

Requerimiento de protección auditiva

Los empleadores deben proporcionar equipos de protección auditiva a los trabajadores cuando están expuestos a ruidos superiores a los límites permitidos por la OSHA. Los niveles de exposición al ruido (en decibeles y en tiempo) que requieren protección para los oídos se ven afectados por tres factores: la ubicación de los trabajadores en relación con el sonido, el hecho de que los trabajadores se muevan entre áreas de trabajo con diferentes niveles de decibeles y la cuestión de si el sonido es generado por una fuente única o por múltiples fuentes. Los protectores auditivos deben reducir la exposición de los trabajadores a los límites aceptables definidos por la OSHA y estos pueden ser tapones para los oídos de un solo uso, tapones preformados o moldeados u orejeras que cubran toda la oreja junto con el canal auditivo.

Programa de conservación auditiva

La OSHA requiere que los empleadores implementen un programa de conservación de la audición para proteger a los trabajadores que están en riesgo de desarrollar problemas de salud inducidos por ruido. Este tipo de programas debe incluir el monitoreo del ruido, además de pruebas de audición anuales, capacitación, uso de protectores auditivos y mantenimiento de registros que permitan documentar tanto los resultados de las pruebas de nivel de ruido y calibración de equipos, como las pruebas de audición empleados.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media