Estilo

Cómo usar el limón para el cuidado natural de la piel y en tratamientos de belleza

Escrito por christopher godwin | Traducido por ehow contributor
Cómo usar el limón para el cuidado natural de la piel y en tratamientos de belleza

beaut.ie/blog/?tag=lemons

El jugo de limón se utiliza mucho en la cocina, ya que añadido a comidas y bebidas da unos resultados sabrosos y saludables. También son múltiples sus utilidades en el cuidado natural de la piel y en tratamientos de belleza. Aquí hallarás algunas formas de utilizarlo como un elemento natural de tu régimen de belleza.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

    Para las cicatrices del acné

  1. 1

    Utiliza el limón para conseguir una piel hermosa. Aplica jugo de limón natural en cualquier parte de tu cuerpo (incluyendo rodillas, codos y cara) si deseas una piel más luminosa y suave. El jugo de limón también decolorará las pecas y las manchas causadas por la edad si lo aplicas en la zona afectada antes de acostarte. Verás como en el curso de una semana o dos, limpiará tu piel y aclarará su color. También puedes agregar media taza de jugo de limón natural al agua de tu bañera y permanecer en ella unos 20 minutos si lo que deseas es tratar toda tu piel. Tal vez desees diluir el jugo con un poco de agua, en lugar de usarlo a su máxima concentración, en el caso de que tu piel sea sensible al ácido cítrico de los limones. Yo me lo aplico poniéndolo en una bola de algodón previamente humedecida. Dado que el jugo de limón aumenta la sensibilidad de la piel a los rayos solares, no es aconsejable que te lo apliques antes de exponerte al sol. Si lo que deseas es deshacerte de los puntos negros, frota la zona afectada con jugo de limón antes de acostarte y, por la mañana, enjuaga el rostro con agua fría. Repite el procedimiento todas las noches hasta que los puntos negros desaparezcan. Si tu piel es seca, puedes elaborar una mascarilla hidratante mezclando cantidades iguales de miel, limón y aceite de oliva. Aplica la mezcla sobre las zonas secas de la piel, déjala secar unos diez minutos y enjuaga con agua tibia. Si lo que necesitas es un tónico para piel grasa, mezcla dos cucharadas de jugo de limón, dos de vodka, una de agua destilada y una cucharadita de hamamelis. Utiliza bolas de algodón para aplicar este tónico sobre tu piel y luego enjuaga. Podrás conservarlo en el frigorífico durante, más o menos, una semana. Si lo que deseas es exfoliar las células de piel muerta, corta un limón, imprégnalo con media cucharada de azúcar y frota con él tu rostro durante unos minutos. Otra opción es elaborar una mezcla suave con jugo de limón, azúcar y una pequeña cantidad de agua. Repite esto todas las noches para eliminar las células epiteliales muertas acumuladas y refrescar tu piel. Si quieres elaborar una máscara anti-arrugas, mezcla una cucharadita de miel, unas gotas de jugo de limón y una gota de aceite de almendras dulces. Aplica esta mezcla sobre el rostro, déjala secar durante 20 minutos y luego retírala lavándote la cara.

  2. 2

    Utiliza el limón para tratar el cabello. Si deseas elaborar un acondicionador para un cabello apagado y dañado, mezcla ¾ de una taza de aceite de oliva con ½ taza de miel sin refinar y 3 cucharadas de jugo de limón. Con la ayuda de un peine, aplica la mezcla uniformemente por todo el cabello previamente mojado. Cubre el cabello con un gorro o una bolsa de plástico durante media hora y, luego, aplica champú y enjuaga para eliminar el acondicionador. Si quieres añadir unos reflejos naturales a tu cabello, utiliza ¼ de taza de jugo de limón y ¾ de taza de agua y aplica la mezcla sobre él. Yo prefiero utilizar una botella con atomizador, para luego pulverizar la mezcla sobre mi cabello y peinarlo. Siéntate al sol durante 25 minutos o utiliza el calor de un secador de pelo para que adquiera ese aspecto de aclarado por el sol. Ten presente que cada uso aclarará el pelo ligeramente. Si quieres hacerte un enjuague con limón, mezcla el jugo de dos limones (alrededor de 3 onzas líquidas o 90 cm³) con un cuarto de galón (aproximadamente 1 l) de agua. Con este enjuague lograrás reducir la grasa de tu cabello. Si lo que deseas es tratar su pérdida, mezcla jugo de limón con cuatro cucharadas de leche de coco y aplícalo sobre el cuero cabelludo una vez a la semana. Si tu problema es la caspa y el picor, toma una clara de huevo y bátela con el jugo de un limón (unas 3 cucharadas). Aplica esta mezcla sobre el cuero cabelludo, frota, déjala actuar durante una hora y luego lávate el cabello. Repite el tratamiento durante un mes.

  3. 3

    Utiliza el limón para el cuidado de las uñas. Para conseguir unas uñas fuertes, brillantes y relucientes, sumérgelas en jugo de limón durante unos diez minutos. Pasa por ellas un cepillo que hayas empapado previamente en una mezcla de vinagre blanco y agua tibia a partes iguales, y enjuágalas luego con agua tibia.

  4. 4

    Utiliza el limón para tratar los dientes y el aliento de forma natural. Al tratarse de un aromatizante bucal natural, el ácido cítrico de los limones destruye el olor causado por las bacterias. Ponte unas cuantas gotas de limón dentro de la boca, enjuágate con ellas durante unos 15 segundos antes de tragarlas y te librarás rápidamente del mal aliento. Otra opción es beber agua con limón durante el día; ¡si lo haces, tendrás un aliento fresco en todo momento! ¿Quieres blanquear tus dientes de forma natural? Frota los dientes con medio limón impregnado con sal de mesa y una pizca de bicarbonato sódico o cepíllalos con una mezcla de jugo de limón, sal y bicarbonato.

  5. 5

    Utiliza el limón para un tratamiento de desintoxicación corporal. El agua con limón es también un estupendo remedio para desintoxicar tu cuerpo. Mezcla en un vaso el jugo de un limón con agua templada y endulza con una cucharadita de miel. El jugo de limón ayudará a tu hígado a eliminar las toxinas no deseadas, estimulará la circulación sanguínea, reducirá la presión arterial y activará las secreciones biliares e intestinales. Por lo tanto, es una buena costumbre beber agua con limón todos los días.

Consejos y advertencias

  • Un limón contiene unas 3 cucharadas o 1.5 onzas líquidas (unos 45 cm³) de jugo.
  • Si tu piel es sensible al ácido cítrico que contienen los limones, tal vez sea mejor que diluyas el jugo con un poco de agua en lugar de utilizarlo a su máxima concentración.
  • El jugo de limón aumenta la sensibilidad de tu piel a los rayos solares; no es aconsejable que lo apliques sobre ella si vas a exponerla al sol.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media