DESCUBRIR
×

Cómo hacer un limpiador de bronce casero

Actualizado 21 febrero, 2017

Limpiar el bronce no requiere de productos químicos o limpiadores especiales. De hecho, todo lo que necesitas para limpiar el bronce deslustrado o sin brillo es probable que ya esté en tu cocina. Antes de limpiar, asegúrate de que el metal no sea lacado. Si el metal está sucio, pero brilla y no muestra signos de empañamiento - si todavía tiene un color latón dorado - lo más probable es que esté lacado y que la mugre se deba limpiar con nada más que una esponja húmeda. Picaportes, las aldabas y los buzones de bronce suelen estar lacados. El bronce sin lacar se empaña y requerirá una limpieza más profunda.

Instrucciones

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
  1. Mezcla la sal, la harina y el vinagre en una pasta. Agita durante un minuto, hasta que la sal se disuelva y los ingredientes se combinen.

  2. Frota la pasta en el bronce con una esponja.

  3. Deja que la pasta se seque.

  4. Quita la pasta del metal. Limpia el bronce en seco con un paño de microfibra.

Consejos

  • En caso de necesidad, utiliza salsa de tomate para limpiar el bronce.

Necesitarás

  • 1 cdta. de sal
  • 1 cda. de harina
  • 1/2 taza de vinagre destilado
  • Esponja
  • Paño de microfibra