¿Los limpiadores a vapor realmente funcionan para limpiar la lechada de las baldosas?

Escrito por stephanie green | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Los limpiadores a vapor realmente funcionan para limpiar la lechada de las baldosas?
La limpieza a vapor es el modo más sencillo de limpiar la lechada. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

La limpieza de la lechada entre las baldosas puede no encabezar la lista de cosas para hacer, pero cuando estas líneas se vuelven poco nítidas a causa de los residuos y la suciedad, la limpieza ya no se puede posponer. Por suerte, este trabajo no se convertirá en una tarea pesada. En lugar de usar productos químicos nocivos y pasar horas trabajando intensamente, opta por un limpiador a vapor para limpiar la lechada sucia.

Otras personas están leyendo

Limpiadores a vapor

Un limpiador comercial a vapor es una buena herramienta para limpiar la lechada. Aunque el uso de este aparato implica un poco de esfuerzo físico, es más sencillo que fregar con un desengrasante y un cepillo. Una amplia gama de limpiadores a vapor están disponibles en el mercado; una máquina pequeña a mediana servirá para este trabajo.

Cómo funciona

Estos equipos usan el vapor y la presión del agua caliente para eliminar desechos y acumulaciones de la lechada. La temperatura del agua también contribuye a desinfectar el área.

Tipos de lechada

Se utilizan dos tipos básicos de lechada: con y sin arena. Ambas se pueden limpiar con vapor. La diferencia entre ambas radica en el tamaño de la línea de lechada que se necesita. Las líneas de menos de 1/8 pulgada (0,3 cm) requieren lechada sin arena mientras que las que superan este tamaño requieren variedades con arena.

Colores de la lechada

Este producto está disponible en una variedad de colores y, al elegir uno, el enfoque es más importante que los tonos. Un enfoque contrastante combina lechada blanca con baldosas negras. Un enfoque armonizador combina lechadas y baldosas del mismo color y uno neutro emplea tonos grises o blancos con baldosas de cualquier color. Una lechada neutra, en particular gris, sufrirá menos desgaste, disimulará mejor la suciedad y minimizará las necesidades de limpieza frecuente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles