Cómo limpiar acero inoxidable con vinagre

Escrito por jennifer pinto | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar acero inoxidable con vinagre
El vinagre elimina las manchas que no quieren salir y las molestas huellas en el acero inoxidable. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

El vinagre es un limpiador natural efectivo, que funciona de maravilla para eliminar manchas impregnadas o leves en cualquier superficie, incluyendo el acero inoxidable. Dado que el vinagre no emite gases tóxicos, solo un olor agrio que se disipa rápidamente, es seguro para utilizarlo cerca de niños y mascotas. Cuando los utensilios de cocina, los aparatos electrónicos o el fregadero de acero inoxidable requieren una limpieza adicional, más allá de un trapo húmedo con jabón, el vinagre solo (o un poco diluido) puede lograr el resultado deseado. Incluso un poco de vinagre con un rociador y una suave pasada con un trapo dejará las superficies de acero inoxidable brillosas y sin vetas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vinagre blanco destilado
  • Esponja
  • Bicarbonato de sodio
  • Sal
  • Rociador
  • Detergente líquido
  • Pincel de cerda suave
  • Servilletas de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Mancha menor en utensilios de cocina

  1. 1

    Vierte vinagre blanco destilado dentro de los recipientes manchados. Añade suficiente cantidad como para que entre en contacto con la mancha.

  2. 2

    Espera a que haga efecto durante 30 minutos.

  3. 3

    Lava los utensilios con agua caliente y detergente y enjuaga bien.

    Manchas por quemadura

  1. 1

    Vierte una parte de vinagre blanco destilado con dos partes de agua dentro del recipiente que tiene grasa quemada o manchas de comida en el interior. Asegúrate de que la mezcla entre en contacto con la mancha.

  2. 2

    Lleva el recipiente a fuego mediano a alto hasta que la mezcla rompa hervor. Deja que hierva durante cinco minutos.

  3. 3

    Vierte el contenido del recipiente en el drenaje, una vez que la solución se haya enfriado un poco. Ten cuidado de no quemarte con el vapor o el agua que pueda salpicar.

  4. 4

    Refriega las manchas con una esponja con agua caliente y detergente, una vez que el recipiente se haya enfriado. Enjuaga bien.

  5. 5

    Otra alternativa es verter suficiente cantidad de vinagre en el recipiente como para cubrir las manchas de alimentos quemados en el fondo.

  6. 6

    Añade algunas cucharadas de bicarbonato de sodio al vinagre. Revuelve la solución a medida que comience a hacer burbujas.

  7. 7

    Deja que la mezcla trabaje durante cinco minutos y luego refriega la zona manchada con una esponja. Añade agua caliente y detergente y refriega hasta eliminar la mancha. Enjuaga bien con agua limpia.

    Fondos ennegrecidos

  1. 1

    Coloca el utensilio boca abajo en el fregadero, de manera que la base mire hacia arriba.

  2. 2

    Vierte vinagre blanco destilado despacio sobre la base para mojar la superficie.

  3. 3

    Espolvorea la superficie con una pizca de sal de mesa.

  4. 4

    Moja el lado más grueso de la esponja con un poco del vinagre. Refriega la base del recipiente con la esponja haciendo movimientos circulares. Enjuaga y repite el proceso hasta que la superficie quede limpia.

    Aparatos grandes

  1. 1

    Llena una botella con rociador de tamaño estándar con 1/2 taza de vinagre blanco destilado y dos a tres gotas de detergente. Llena la botella hasta el tope con agua tibia.

  2. 2

    Revuelve la solución con cuidado antes de rociar cualquier superficie de acero inoxidable, como el lavavajillas, la estufa o el refrigerador.

  3. 3

    Rocía las zonas de los aparatos que tengan huellas marcadas o manchas de alimentos con la solución de vinagre. Refriega con cuidado con un trapo húmedo hasta haber eliminado las marcas.

  4. 4

    Luego, rocía una última vez suavemente y pasa un trapo suave para lograr un brillo libre de vetas.

    Fregadero

  1. 1

    Moja la base y los lados del fregadero.

  2. 2

    Espolvorea bicarbonato de sodio sobre toda la superficie.

  3. 3

    Refriega el fregadero con un cepillo de cerda suave, mientras el bicarbonato y el agua forman una especie de pasta. Refriega todo el fregadero con el cepillo haciendo movimientos circulares, incluyendo el borde que se conecta con la encimera.

  4. 4

    Enjuaga la pasta con agua limpia. Utiliza el grifo del fregadero para facilitar la tarea.

  5. 5

    Moja varias servilletas de papel con vinagre blanco destilado. Colócalas en los lados y la base del fregadero y déjalas durante 20 minutos.

  6. 6

    Luego, tíralas y enjuaga el fregadero con agua limpia.

Consejos y advertencias

  • Siempre trata de eliminar todos los restos de comida que puedas previo a la limpieza.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles