Cómo limpiar las alhajas de oro en casa

Escrito por audra dean | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar las alhajas de oro en casa
(Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

El oro es un metal denso y suave que generalmente se usa junto con cobre o plata para formar una aleación, para crear muchos tipos de joyas, como anillos, pulseras, relojes y collares. Si bien el atractivo brillo y lustre de este metal lo ha convertido en algo muy preciado desde la Era de Piedra, también se empaña y ensucia con facilidad. Afortunadamente, la suciedad, las manchas y la mugre de las alhajas de oro pueden quitarse con soluciones de limpieza caseras.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Amoníaco
  • Una fuente
  • Un paño sin pelusa
  • Jabón líquido
  • Agua con gas
  • Un hisopo de algodón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mezcla en una fuente pequeña 1/4 de taza de agua fría con 1/4 de taza de amoníaco.

  2. 2

    Coloca dentro de la solución tus joyas de oro durante 30 minutos.

  3. 3

    Enjuaga las joyas con agua fría.

  4. 4

    Déjalas secar sobre un paño suave y libre de pelusa.

  1. 1

    Agrega tres gotas de jabón líquido suave a 1 taza de agua con gas tibia sin sodio. Las burbujas del agua aflojarán la suciedad de las alhajas mejor que el agua natural.

  2. 2

    Deja las alhajas de oro dentro de la solución de agua con gas durante 10 minutos.

  3. 3

    Frota muy ligeramente las joyas con un hisopo para remover cualquier suciedad del metal.

  4. 4

    Enjuaga las joyas con agua fría.

  5. 5

    Seca las alhajas con un paño libre de pelusa.

Consejos y advertencias

  • Las joyas de oro que tengan piedras preciosas, perlas o cristales no deben limpiarse con estos métodos. Deben llevarse a un joyero para que las limpie profesionalmente.
  • Cuando hagas las tareas del hogar, te bañes o nades en albercas con cloro, quítate las joyas para evitar que se dañen o se manche el metal.
  • No sumerjas los relojes de oro en ninguna solución líquida pues se arruinaría la máquina del reloj.
  • No limpies tus alhajas de oro con bicarbonato de sodio ni con dentífrico ya que estos materiales abrasivos pueden dañar el oro.
  • No uses agua mineral con gas cuando sumerjas tus joyas de oro ya que se puede dañar el metal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles