Cómo limpiar aluminio pulido

Escrito por rachel terry | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar aluminio pulido
Limpiar aluminio pulido.

El aluminio pulido está presente en muchísimos objetos del hogar y de los automóviles. Puedes encontrarlo en algunos de los siguientes productos: mástiles, llantas, apliques para luces, grifos, accesorios para colgar toallas, dispensadores de jabón, joyas, interiores de automóviles, electrodomésticos y relojes, entre otros. Es importante saber cómo limpiarlo adecuadamente para no dañar su acabado. Una vez que el daño se ha hecho, el metal puede perder su lustre y su capacidad para protegerse de rayones.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Primero quita el polvo y la suciedad del aluminio pulido. Es posible que necesites utilizar una almohadilla o esponja que no raye, como la Scotch-brite, si el objeto estuvo a la intemperie. Si tiene polvo ambiental solamente por haber estado en el interior, utiliza un trapo para limpiarlo.

  2. 2

    Si el aluminio está descolorido, prepara una solución de media taza de vinagre y un cuarto de galón (1 litro) de agua. Utiliza un paño limpio para restregar esta solución en el aluminio, mediante movimientos circulares.

  3. 3

    Para manchas difíciles, prepara una pasta de crema de tártaro y agua. Deja que se asiente en el aluminio por varios minutos antes de comenzar a restregar. Quita la pasta con un trapo húmedo.

  4. 4

    Rocía el aluminio con algún limpiador como Windex y luego sécalo con un trapo seco. Esto hará que el aluminio brille.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles