Cómo limpiar anillos de diamante de oro blanco

Escrito por kate evelyn | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar anillos de diamante de oro blanco
Aprende a dejar tu valiosa joya como nueva. (Fruit_Cocktail/iStock/Getty Images)

Los anillos de diamantes de oro blanco son conocidos por su aspecto limpio y lustre brillante. Sin embargo, con el tiempo ese brillo puede comenzar a apagarse si el anillo se cubre de huellas digitales, polvo, jabón o residuos de loción. En lugar de relegar tu anillo a un cajón, todo lo que tienes que hacer es tomarte unos pocos minutos para limpiarlo para que tenga la misma apariencia que cuando colocaste tus ojos por primera vez en él. Es mucho más barato que comprar un nuevo anillo de diamantes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un anillo de diamantes de oro blanco
  • Agua caliente
  • Jabón suave para lavar platos
  • Una taza pequeña
  • Tela o pañuelo de microfibra
  • Un cepillo dental suave o cepillo de acuarela
  • Alcohol etílico o amoniaco (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena la taza pequeña con agua caliente (no hirviendo) y agrega ½ cucharadita de jabón para lavar platos suave. Agita la solución con tus dedos hasta que veas buena espuma y todo el jabón esté disuelto. Pon tu anillo en el recipiente y déjalo remojar de 2 a 5 minutos.

  2. 2

    Saca el anillo del agua y colócalo en la tela de microfibra. Toma un cepillo de dientes de cerdas suaves o un cepillo de acuarela y úsalo para desprender cualquier residuo. Una vez que lo hayas hecho, pon el anillo de vuelta al agua para lavar cualquier partícula suelta.

  3. 3

    Enjuaga el anillo bajo el grifo usando la misma temperatura del agua caliente. Abre el grifo solamente a la mitad y pon el tapón en el drenaje, así no terminarás con tu anillo atrapado en la tubería. Entonces usa la tela para secar el anillo, así no terminarás con ninguna raya o punto de agua.

  4. 4

    Revisa tu anillo para ver si está completamente limpio. Si el jabón y agua no hacen el trabajo, repite los pasos 1 al 3 usando alcohol etílico o amoniaco en lugar del jabón. Si aún no mejora, lleva tu anillo a un limpiador de joyas profesional, quien lo limpiará ya sea con vapor o usará una máquina de ultrasonido.

Consejos y advertencias

  • Para mantener tu anillo de diamantes de oro blanco limpio por más tiempo, quítatelo cada vez que laves tus manos o apliques loción. La limpieza profesional de joyas suele ser costosa. Usa esta opción como último recurso. Si no tienes una tela de microfibra, un pañuelo facial suave puede funcionar también.
  • Nunca seques tu anillo con toallas de papel o toallas de tela. Las fibras de las toallas pueden quedar adheridas a los montajes del anillo. No uses limpiadores abrasivos o almohadillas para fregar en tu anillo. Cualquiera de los dos puede rayar las bandas y el diamante y potencialmente arruinar ambos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles