Cómo limpiar anillos de oro blanco

Escrito por emily jeren
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar anillos de oro blanco

Las joyas de oro blanco son hermosas cuando están limpias y brillantes, especialmente cuando son nuevas. Los anillos de este material son particularmente susceptibles a los elementos que producen la disminución de su brillo, como los aceites corporales, las lociones para la piel, el jabón para las manos y los detergentes para vajilla. No todos se sacan sus anillos cuando se bañan, limpian la casa o trabajan en el jardín y por eso estos comienzan a perder su lustre. Pero el brillo no está totalmente perdido, solo cubierto. Aquí aprenderás una forma eficiente de limpiar tus anillos de oro blanco cada mes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 recipientes pequeños, del tamaño de los que se usan para servir cereales
  • Agua tibia
  • Una toalla
  • Bicarbonato de sodio
  • Una pasta dentífrica suave
  • Un cepillo de dientes suave para chicos
  • Bastoncillos de algodón para las orejas
  • Un paño seco y suave
  • Un paño para pulir joyas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Extiende una toalla sobre una mesa y coloca sobre ella los dos recipientes con agua tibia. Revuelve 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en uno de los recipientes con agua y coloca el anillo adentro del mismo. Déjalo remojarse en la mezcla de 15 a 30 minutos.

  2. 2

    Coloca una pequeña cantidad de pasta dentífrica suave en un cepillo de dientes para niños. Saca el anillo del agua y frota suavemente todas sus pequeñas grietas y curvas con el cepillo de dientes. Si es necesario, usa un bastoncillo de algodón para llegar a todos los surcos y ranuras. Luego de limpiar el anillo, colócalo en el recipiente de agua limpia y tibia y revuélvelo hasta que esté completamente enjuagado.

  3. 3

    Luego de enjuagar el anillo en el agua limpia, sácalo y ubícalo sobre el paño. Sécalo mediante pequeños golpes.

  4. 4

    Usa el paño para pulir joyas para darle a tu anillo un brillo intenso. Si le queda algún resto de bicarbonato de sodio o de pasta dentífrica, usa un bastoncillo de algodón para quitarlo y luego continúa puliendo.

Consejos y advertencias

  • El anillo de oro blanco puede sufrir rasguños durante su uso diario y la limpieza y el pulido no lo arreglarán. Sin embargo, éste se verá más radiante luego de la limpieza.
  • No limpies el anillo cerca de un lavabo o algún lugar en donde se pueda perder si se cae. Sé suave cuando utilices el cepillo de dientes, no lo friegues. Al haberlo remojado en el bicarbonato de sodio, la mayor parte del trabajo ya está hecho.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles