Cómo limpiar armas antiguas

Escrito por keith dooley
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las armas antiguas pueden ofrecer una mirada a otro periodo de tiempo. La historia y los relatos muchas veces asociados con ellas se agregan al entusiasmo de poseerlas y coleccionarlas. El cuidado apropiado de las mismas es de vital importancia, ya que sin cuidadoso mantenimiento y limpieza, las armas podrían dañarse por corrosión y óxido. Deben seguirse ciertos pasos especiales para asegurarse de que el arma no se dañe con los limpiadores químicos modernos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Arma antigua
  • Vara de limpieza con punta de paño
  • Paños limpiadores
  • Agua caliente
  • Solvente en polvo (Hoppes Nro. 9)
  • Balde de plástico
  • Aceite para armas
  • Paño limpio
  • Cepillo de cerdas duras
  • Agua con jabón
  • Agua limpia

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de que el arma esté descargada. Revisa el cañón para estar seguro de que no haya cargas, balas, cartuchos o sebos cargados. Retira cualquier recámara o gancho del arma y déjalos aparte.

  2. 2

    Coloca un paño limpiador en el sujetador para ese propósito de la vara de limpieza. Satura el paño con solvente en polvo, del tipo de Hoppes Nro. 9 y pásalo por el cañón del arma. Retira el paño e inspecciona buscando residuos y óxido. Repite el proceso con un nuevo paño. Retira y desecha los paños usados. Repite hasta que el limpiador salga sin residuos.

  3. 3

    Usa agua caliente para armas viejas tales como trabucos, que podrían dañarse con los químicos modernos. Separa el cañón de la culata. Este paso requerirá que aflojes las agarraderas o tornillos.

  4. 4

    Posiciona el cañón dentro de un balde y vierte agua caliente dentro del mismo. Coloca un paño limpio en la vara de limpieza y recorre con ella el cañón. Vacíalo de agua caliente y vuelve a vertir agua limpia. Pasa un nuevo paño por el cañón, hacia dentro y fuera. Retira el agua y utiliza tantos paños como sea necesario para secar el cañón.

  5. 5

    Aplica una delgada capa de aceite para armas luego de limpiar con agua o solvente. Utiliza un paño limpio embebido con aceite y pásalo varias veces por el cañón.

  6. 6

    Barre verticalmente la recámara del arma si hiciera falta, y usa un cepillo para ayudar a la remoción de depósitos indeseados. Aplica una fina capa de aceite de armas a todas las partes expuestas y móviles, incluyendo tornillos, manijas y mecanismos de percusión.

  7. 7

    Barre verticalmente todas las partes expuestas de metal con aceite para armas. Esto ayudará a remover cualquier corrosión y formará una barrera contra marcas dactilares y humedad. Utiliza una paño limpio y suave.

  8. 8

    Retira cuidadosamente cualquier residuo, grasa y/o suciedad de la culata de madera del arma. Utiliza una solución suave de agua jabonosa y luego retira con agua limpia y un paño suave. Resiste la tentación de repintar o realizar reparaciones extensivas en la culata del arma, ya que ésto podría afectar su valor. La edad, coloración, marcas y otras irregularidades de la superficie agregan carácter e indican la edad del arma.

Consejos y advertencias

  • Los revólveres y las armas antiguas automáticas, por ejemplo, pueden requerir de una limpieza más extensiva. En este caso, se puede obtener información sobre limpieza y métodos apropiados de desensamblaje contactando al fabricante.
  • Utiliza guantes de seguridad cuando limpies armas. Lava completamente tus manos cuando termines.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles