DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo limpiar con bicarbonato de sodio

Actualizado 06 agosto, 2018

El bicarbonato de sodio es el tipo de producto básico en el hogar que cuanto más lo analizas, más utilidades le encuentras. Además de su función principal como un ingrediente en varias recetas, sirve como una excelente alternativa natural a los limpiadores a base de químicos, como exfoliante y como desodorante para diferentes fines, tanto en el interior como en el exterior de tu hogar.

Getty Thinkstock

Eliminación del mal olor

El bicarbonato de sodio es tan bueno para eliminar olores que algunas marcas recomiendan colocarlo en una caja abierta, dentro del refrigerador para desodorizarlo. Además de refrescar el refrigerador también desodoriza varias áreas de tu hogar. Espolvorea un poco en la caja de arena para el gato, para mantener su espacio con aroma fresco. Las pastillas desodorizantes hechas en casa eliminarán el olor desagradable tanto de los cubos de basura como de los contenedores de pañales. Mezcla 1/2 taza de bicarbonato de sodio con la suficiente cantidad de agua para formar una pasta y añade unas gotas de aceite esencial de menta o de lavanda para darle una fragancia. Coloca la solución con una cuchara en moldes de papel para las magdalenas y espera a que se endurezca durante toda la noche. Usa una de estas pastillas desodorantes en los armarios o incluso en el bote de basura que se encuentra en el exterior, para mantener los malos olores a raya.

Loading ...
Pamela Follett/Demand Media

Brillo y lustre

El bicarbonato de sodio viene al recate a la hora de limpiar el cromo y el acero inoxidable en la cocina y en el baño. Mezcla un poco de agua con varias cucharadas de bicarbonato de sodio, lo suficiente para hacer una pasta, y luego frótala sobre el metal con un paño suave o una esponja. Quita el producto con una esponja limpia y húmeda y luego seca el cromo con una toalla suave para limpiar los palos de golf, los electrodomésticos de acero inoxidable y las rejillas de la parrilla.

Getty Images

Quitar los rayones

Quita los rayones del piso con bicarbonato de sodio y la suficiente cantidad de agua como para que quede una consistencia similar a una pasta. Frota la mezcla con un paño suave, límpiala y luego usa una goma de borrar. Esta pasta también elimina las marcas de crayones de muchas superficies y quita las manchas difíciles de té y de café que quedan en algunos jarros y tazas.

Getty Images

Soluciones sorprendentes

Si añades una taza de bicarbonato de sodio a una carga de ropa, junto con tu detergente favorito, ayudarás a refrescar el aroma de las prendas y a mantenerlas radiante. Limpia las frutas y verduras que has comprado en una tienda espolvoreándoles un poco de bicarbonato de sodio y luego frótalas con un cepillo de verduras húmedo. O aplícate una pasta de bicarbonato de sodio y agua sobre las picaduras de insectos o sobre las zonas que han estado en contacto con la hiedra venenosa para detener la picazón.

Getty Thinkstock
Loading ...
Loading ...