DESCUBRIR
×

Cómo limpiar con Brasso

Usar el pulidor para metales Brasso es una manera eficaz de limpiar los elementos de acero inoxidable, cromo, latón, cobre, estaño, bronce y aluminio en tu casa. El pulidor está formulado para que no raye ni estropee los metales finos, según lo declarado por el sitio web de Reckitt Benckiser. Es fácil utilizar el pulimento para restaurar el lustre y el brillo de las piezas atesoradas en tu hogar.

Instrucciones

copper casserole image by lefebvre_jonathan from Fotolia.com
  1. Agita bien el envase del pulimento.

  2. Sumerge un paño limpio y seco en el pulidor de metales Brasso.

  3. Aplica el pulimento sobre el elemento de metal.

  4. Restaura el brillo y el lustre frotando el paño sobre el elemento metálico.

  5. Frota suavemente con un movimiento circular si hay áreas muy deslucidas. Esto disimulará las decoloraciones del artículo.

Advertencias

  • Evita el uso de Brasso en piezas de plata, envejecidas, lacadas o con acabados de pintura.
  • La exposición prolongada de la piel puede causar irritación, como se sugiere en la página web de Reckitt Benckiser. Si se producen irritaciones, enjuaga la piel con agua fría y luego lava el área con agua y jabón. Consulta con un médico si la irritación empeora o no mejora rápidamente.
  • Si el producto se introduce accidentalmente en los ojos, lávalos inmediatamente con agua fría. Si tienes lentes de contacto, retíralos y continúa enjuagándolos con agua durante unos 15 minutos. Si aún persiste la irritación, busca el consejo de un doctor.

Necesitarás

  • Pulimento para metales Brasso
  • Paño suave