Cómo limpiar los cabezales de una grabadora

Escrito por brenda priddy | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar los cabezales de una grabadora
De vez en cuando, los cabezales requieren limpieza. (cassette image by Marek Kosmal from Fotolia.com)

Los reproductores de cintas no están diseñados para funcionar durante más de 20 o 30 horas sin una limpieza. Después de este tiempo, los cabezales de la grabadora pueden obstruirse con suciedad y aceite, lo que disminuye la calidad de reproducción de las cintas. El exceso de suciedad en los cabezales también puede aumentar las posibilidades de que la película de la cinta se salga y se arruine. Afortunadamente, la limpieza de los cabezales de cualquier reproductor de cintas es fácil.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Reproductor de cintas
  • Hisopos
  • Alcohol de frotar
  • Solución de limpieza para cintas
  • Cintas de limpieza en seco
  • Cintas de limpieza húmeda

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Limpiador de cintas comercial

  1. 1

    Compra algunas cintas de limpieza (de tipo seco o húmedo) en una tienda electrónica. Las cintas en seco funcionan por tener una capa de adhesivo que atrae la suciedad del cabezal a la cinta. El método húmedo funciona de modo más tradicional. La humedad de la cinta se frota sobre los cabezales, que aflojan la suciedad y hacen que se pegue a ella. Cualquier método debería funcionar igual de bien.

  2. 2

    Abre la casetera y retira la cinta que actualmente está en su interior. No la desconectes si estás utilizando un limpiador de cintas que compraste en una tienda.

  3. 3

    Lee y sigue todas las instrucciones que vienen en el paquete de las cintas de limpieza. En general, coloca la cinta de limpieza dentro de la grabadora. Cierra la tapa. Pulsa el botón "Play" (reproducir) y permite que la cinta gire hasta que se detenga.

    Limpieza manual

  1. 1

    Abre la grabadora y retira la cinta que está actualmente en su interior. Desconéctala de la toma de corriente para evitar descargas mientras limpias los cabezales.

  2. 2

    Llena un recipiente poco profundo con alcohol. Sumerge un hisopo en el alcohol y frota suavemente sobre los cabezales de la cinta. Esto debe tomar unos minutos para limpiarlos a fondo. Gira los cabezales a medida que trabajas y presta especial atención a las ranuras entre ellos.

  3. 3

    Conecta la grabadora a la toma eléctrica. Pulsa el botón "Play" (Reproducir) y déjala funcionar durante varios minutos. Esto le dará al cabezal tiempo para secarse antes de usar el reproductor de nuevo. La calidad del sonido de la grabadora debe mejorar después de la limpieza.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles