Cómo limpiar la caja de arena de tu gato

Escrito por judith willson Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar la caja de arena de tu gato
(BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Los gatos aprenden fácilmente a usar sus cajas de arena, por lo que sus dueños rara vez tienen que entrenarlos en sus casas. Sin embargo, es necesario hacer mantenimiento a estos recipientes. Una caja de arena sucia es desagradable tanto para ti como para tu mascota. Quitar los excrementos de forma frecuente y limpiar completamente la caja de arena cada algunas semanas es suficiente para mantener los olores provenientes del recipiente al mínimo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guantes de goma
  • Una pinza o una pala
  • Bolsas de plástico
  • Detergente líquido de lavavajillas
  • Paños de limpieza
  • Toallas de papel
  • Bicarbonato de sodio
  • Un cubo de basura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ponte unos guantes de goma antes de lidiar con la caja de arena. Los desechos de gato pueden provocar enfermedades. Usa estos guantes sólo para la caja de arena; no los uses para lavar platos o para cualquier otro propósito. Otra opción es que uses guantes desechables y te deshagas de ellos después de usarlos.

  2. 2

    Quita todos los desechos de la caja de arena con una pinza o una pala de plástico de forma diaria. Los nuevos tipos de arena para gatos se agrupan alrededor de la humedad, de forma que puedas quitar también la orina, además de los excrementos. Pon los desechos en una bolsa de plástico y ata su abertura ajustadamente antes de deshacerte de ella en un bote de basura general. No transformes en compost el desecho de estos carnívoros a menos que tengas una instalación especial para hacerlo.

  3. 3

    Vacía el contenido de la caja completamente en una bolsa de basura una vez a la semana y reemplázalo con arena nueva.

  4. 4

    Limpia la caja concienzudamente una vez al mes o cada algunas semanas. Llena la caja con agua caliente y permite que se remoje con ella por unas horas si tiene excremento seco adherido.

  5. 5

    Haz una solución de agua caliente y detergente líquido de lavavajillas en una cubeta. Unos pocos chorros de este detergente serán suficientes. Limpia la caja con la solución y enjuágala. Será más fácil hacer esto al aire libre con una manguera. Los químicos fuertes son repelentes para los gatos y pueden ser tóxicos. El vinagre, sin embargo, es un desinfectante adecuado y suave.

  6. 6

    Seca la caja con toallas de papel. Espolvorea una capa de bicarbonato de sodio en la caja, tanto para minimizar los olores presentes en ella, como para agregarle frescura.

Consejos y advertencias

  • Muchos gatos prefieren arena para caja de grano fino y sin perfume. Si la caja de arena está limpia los olores no serán un problema así que no necesitarás perfume.
  • Ten una caja separada para cada gato, si tienes más de uno, para prevenir disputas y que un gato sea forzado a tener que hacer sus excrementos en algún lugar inapropiado, como en la maceta de una planta.
  • Pon las cajas de arena en un lugar tranquilo. Los gatos se sienten vulnerables cuando están usando estas cajas.
  • Tu gato podría rasgar la bolsa de basura si tiene garras afiladas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles