Cómo limpiar una campana extractora

Escrito por g.k. bayne | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
 Cómo limpiar una campana extractora
Cómo limpiar la campana extractora. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Las campanas extractoras son utilizadas para extraer el humo producido al cocinar. Con el paso del tiempo, la grasa y los residuos pueden acumularse en la superficie y en los filtros metálicos. Esta acumulación, especialmente en los filtros metálicos, puede causar que el ventilador filtre el aire de manera pobre. También puede causar que la grasa se dirija hacia la cámara de ventilación y dañe el extractor de aire. Con el fin de mantener el sistema de extracción funcionando eficientemente, se requiere una limpieza periódica.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fórmula 409 o algún otro tipo de producto desengrasante
  • Pulidor para bronce o cobre (el que corresponda)
  • Trapos limpios
  • Destornillador
  • Llave inglesa hexagonal con mango en T de un octavo de pulgada (0,32 cm)
  • WD-40
  • Agua tibia enjabonada
  • Cepillo de dientes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    La superficie de la campana y el filtro

  1. 1

    Quita el filtro de metal de la unidad de extracción. Colócalo en el fregadero y rocíalo por ambos lados con Fórmula 409 o con cualquier otro producto desengrasante. Deja el filtro a un costado mientras limpia el resto de la campana.

  2. 2

    Rocía la campana completamente con la Fórmula 409. Permite que el producto de limpieza actúe por unos minutos. La grasa comenzará a disolverse y se romperá cualquier suciedad gruesa. De ser necesario, rocía nuevamente la superficie para eliminar la grasa que esté más adherida.

  3. 3

    Limpia la campana hacia abajo con un trapo limpio. Da vuelta el trapo después de un par de pasadas. Esto ayudará a remover la suciedad y que no se propague por otras áreas. Usa este método tanto en el lado de afuera y de adentro de la campana. Rocía la superficie una vez más y vuelve a limpiar con un trapo limpio.

  4. 4

    Enjuaga el filtro metálico con agua caliente mientras está en el fregadero. Gira el filtro en ambas direcciones debajo del chorro de agua. Esto limpiará el filtro. Rocía la malla metálica otra vez y permite que actúe cinco minutos. Vuelve a enjuagar el filtro por completo con agua caliente y deja que se seque completamente.

  5. 5

    Instala el filtro en la campana extractora. Limpia la tapa o la superficie de la cocina de cualquier goteo o grasa. Si quieres limpiar el ventilador no coloques el filtro todavía. Avanza al siguiente paso.

    El ventilador

  1. 1

    Elimina toda la energía eléctrica de la campana extractora.

  2. 2

    Llega hasta el interior de la campana extractora y usa el destornillador para sacar los dos tornillos que sujetan el armazón metálico en su lugar. Una vez que la placa metálica haya sido removida, quedará expuesta la jaula del extractor de aire.

  3. 3

    Destraba los dos pestillos que sostienen la caja del ventilador en su lugar en la parte trasera de la carcasa de la campana de extracción. Quita la caja y colócala en el fregadero junto a la placa metálica.

  4. 4

    Quita la jaula del ventilador colocando la punta de la cabeza de la llave hexagonal inglesa en los tornillos cilíndricos. El largo mango de la llave inglesa tiene que pasar por las aspas del ventilador. El tornillo está ubicado cerca del extremo final del ventilador y sobre una parte plana en el eje del motor. Mueve la llave inglesa en el sentido de las agujas del reloj. Suavemente desmonta el ventilador del eje. Si el ventilador no se mueve, pon unas pequeñas gotas de WD-40 en el eje. El aceite ayuda a romper la grasa que causa que el ventilador se pegue.

  5. 5

    Quita la turbina del eje y colócala en el fregadero. Quita el pequeño tornillo de cabeza cilíndrica de la carcasa de protección y guárdalo en un lugar seguro. Podrías perderlo durante la limpieza.

  6. 6

    Llena el fregadero con agua tibia enjabonada. Deja en remojo todas las partes metálicas por unos breves minutos. Usa el cepillo de dientes y de manera cuidadosa limpia individualmente cada paleta del ventilador. Puedes colocar la caja y la placa metálica en el lavaplatos para limpiarlos. No coloques el ventilador en el lavaplatos ya que puede dañarse.

  7. 7

    Vuelve a colocar el ventilador en el eje del motor. Asegúrate de alinear el orificio del tornillo sobre el área plana del eje del motor. Gira el ventilador con la mano para asegurarte del libre movimiento. Si el ventilador se coloca demasiado atrás este puede rozar con los tornillos que fijan al motor. Si se coloca demasiado adelante puede interferir con la tapa metálica. Ajusta el ventilador al piñón.

  8. 8

    Instala las partes restantes en el orden inverso al que fueron removidas y, por último, coloca el filtro.

Consejos y advertencias

  • Si la unidad de soplido tiene dos ventiladores, une correctamente los anillos de colores al eje del motor. En otras palabras, coloca el anillo de color negro del ventilador con el anillo de color negro del eje del motor y el blanco con el blanco. Tensa cada ventilador al eje del motor y ajústalos como el Paso 7.
  • Para las campanas de cobre y bronce real, usa solamente los limpiadores y pulidores aprobados para cada tipo de metal.
  • No utilices ningún tipo de limpiador abrasivo tales como "Comet" o "Soft Scrub" ya que pueden causar raspaduras en las finas terminaciones.
  • Ten cuidado al usar solventes fuertes para limpiar ya que pueden ser peligrosos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles