Cómo limpiar las criptas tonsilares

Escrito por lisa parris | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar las criptas tonsilares
(wikimedia commons)

Las tonsilas o amígdalas son masas de tejido linfoide ubicadas cerca de la abertura de la garganta. Forman parte del sistema inmune y su consistencia oscila entre blanda, con bolsas superficiales, hasta áspera, con bolsas profundas. Estos huecos profundos se llaman criptas. Las más grandes tienden a acumular suciedad, como bacterias, células muertas, mucosidad, partículas de polvo del aire y restos de comida. Esto puede disparar la respuesta inmune y el ataque de los glóbulos blancos de la sangre. Como resultado se produce mal aliento, dolor e inflamación leve de la garganta, olor desagradable y un bulto blancuzco conocido como piedra tonsilar. Para mantener limpias tus criptas tonsilares y detener la formación de las piedras, sigue los pasos detallados a continuación.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un espejo de pie, una linterna, agua tibia, discos de algodón, enjuague bucal antibacterial, vinagre, un cepillo de dientes, un irrigador oral

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Colócate frente al espejo con tu boca tan abierta como puedas. Alumbra con la linterna la parte posterior de tu garganta y ubica visualmente tus tonsilas. Busca cualquier punto o masa blanca.

  2. 2

    Empapa el disco de algodón con agua tibia. Presiona para quitar el exceso de agua y frota cada tonsila con el disco húmedo. Usa el espejo para guiarte. Concéntrate en las zonas donde veas criptas o suciedad. Si encuentras una piedra, delicadamente empuja el pliegue exterior del tejido tonsilar para forzar la expulsión de la piedra.

  3. 3

    Una vez que hayas limpiado completamente cada amígdala, enjuágate la garganta con un producto antibacterial.

  4. 4

    Hierve una taza de vinagre y espera a que se enfríe. Luego, úsalo para hacerte gárgaras en lugar del enjuague antibacterial o como enjuague adicional al hecho con líquido antibacterial. El líquido ayudará a eliminar cualquier resto de suciedad y el ácido del vinagre ayuda a prevenir las piedras tonsilares.

  5. 5

    Cepilla delicadamente cada tonsila con un cepillo de dientes previamente empapado en enjuague bucal antibacterial para quitar las piedras y la suciedad de las criptas más profundas. Debes tener cuidado, sin embargo, ya que es mucho más probable que se dispare tu reflejo nauseoso con este método que con los discos de algodón.

  6. 6

    Llena tu irrigador oral con una solución diluida de enjuague bucal antibacterial y agua tibia. Colócalo en la posición más baja y dirige el aerosol hacia tus amígdalas para enjuagar cualquier partícula que haya quedado.

Consejos y advertencias

  • Sé delicado al limpiar o manipular tus tonsilas. Coloca tu irrigador en la posición más suave o podrías provocar un sangrado; si esto sucede detente inmediatamente y enjuaga tu garganta con agua salada tibia. No utilices tus uñas para raspar las amígdalas. Esto puede provocar una infección.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles