Cómo limpiar la cristalería empañada

Escrito por s.f. heron | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La cristalería empeñada es una molestia cotidiana para personas que tienen agua dura en casa. El agua dura tiene un alto contenido mineral, que incluye calcio y magnesio, entre otros metales. Esto puede formar depósitos que se adhieren a la cristalería al momento de lavarla. Lo mismo sucede con la tubería, el lavabo, el grifo y los platos. En lugar de deshacerte de tu cristalería empañada, prueba estos métodos para limpiarla. Del mismo modo puedes limpiar los depósitos minerales de sartenes, utensilios y platos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vinagre blanco
  • Crema dental blanca
  • Un cepillo de dientes
  • Una cazuela mediana
  • Bicarbonato de sodio
  • Amoníaco
  • Vaselina
  • Limpiador de platos suave
  • Detergente suave

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena la cazuela de agua y vierte una taza de vinagre blanco. Déjala hervir y luego llévala al lavaplatos. Coloca la cristalería empañada dentro de la cazuela por unos minutos. Lava las piezas con una mezcla de agua y jabón suave y enjuágalas completamente. Si el aspecto de empañado persiste, aplica el vinagre directamente usando una esponja y frota el cristal hasta que se aclare. Si lo prefieres, deja remojar los platos en la solución por más tiempo, hasta eliminar los depósitos.

  2. 2

    Aplica crema dental blanca (la más económica funciona bien) con un cepillo de dientes. Frota los depósitos minerales hasta removerlos por completo. Enjuaga la crema dental y lava la cristalería con jabón suave. Este método suele ser más duradero que los otros.

  3. 3

    Haz una pasta con agua y bicarbonato de sodio. Frota los depósitos con un cepillo de dientes hasta eliminarlos. Asegúrate de enjuagar bien las piezas y lavarlas con detergente suave para quitar todo rastro de bicarbonato. También puedes usar una esponja para remover los residuos con delicadeza. No lo hagas demasiado fuerte para que la cristalería no se raye.

  4. 4

    Llena un cuenco con agua caliente. Agrega una pequeña cantidad de amoníaco y coloca la cristalería empañada dentro de la solución. Déjala reposar por media hora, enjuágalaa y lávala a conciencia para eliminar los residuos de amoníaco.

  5. 5

    Puedes prevenir la formación de depósitos usando Jet-Dry en cada ciclo de lavado. El Jet-Dry evita que las piezas se empañen o se manchen. Programa tu lavavajillas a una baja temperatura de secado para que la cristalería no se empañe de nuevo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles