Cómo limpiar estufas a gas y encendidos eléctricos

Escrito por larry simmons | Traducido por lucia ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar estufas a gas y encendidos eléctricos
Haz que tus estufas se enciendan en forma pareja. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Para que una cocina funcione bien, necesita poder emanar calor en forma pareja por la superficie de una olla o sartén cuando se la coloca sobre la estufa. Para hacer esto, la estufa debe permanecer limpia, sin ninguna de sus aperturas tapadas por grasa o restos de comida. Limpiar las estufas y encendidos eléctricos es parte del mantenimiento normal requerido para mantener funcionando tu cocina. El proceso no es difícil, y no involucra químicos ni limpiadores agresivos. Las únicas cosas necesarias son algunos elementos encontrados fácilmente en cualquier casa, y un poco de fregado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Limpiador de tubos
  • Aguja
  • Cepillo de dientes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita las rejillas de la cocina. Toma el frente de la cocina y levanta el gancho hacia arriba, inclinando la parte superior por las bisagras de atrás. Levanta el soporte de metal del lado de la cavidad de la estufa y coloca el gancho en el extremo en el pequeño agujero del lado de abajo de la cocina para dejarlo en posición erguida, dándote total acceso a las estufas y el encendido.

  2. 2

    Quita la tapa de la estufa del soporte deslizándolo de la válvula en el centro de la estufa, dejándolo libre. La estufa completa consiste de un quemador redondo del que sale el fuego y el tubo conectado a la estufa, que la conecta al centro de la cocina y permite que llegue el gas.

  3. 3

    Limpia el tubo conectado al lado de la estufa redonda con un limpiador de tubos. Toma una aguja y pásala por cada uno de los pequeños agujeros alrededor del borde para limpiarlos. Cepilla el resto con un cepillo de dientes.

  4. 4

    Limpia el pequeño agujero en la válvula de la estufa con la aguja. Desliza la estufa de vuelta a su lugar.

  5. 5

    Encuentra el encendido buscando un pequeño cilindro de cerámica con alambres adheridos. El encendido está ubicado entre las estufas de cada lado de la cocina.

  6. 6

    Cepilla todos los restos presentes en el encendido, al igual que en el alambre que va desde el cilindro que es base del encendido, usando un cepillo de dientes. Baja la cubierta de la cocina y préndela para probar tu limpieza. Si las has limpiado en forma correcta, el gas fluirá mejor por los agujeros del quemador, y el encendido hará que se prenda más rápido, con un par de toques.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles