Cómo limpiar frambuesas

Escrito por nannette richford Google | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Si alguna vez te has preguntado cómo limpiar un cuenco de frambuesas frescas, has venido al lugar correcto. Estos dulces frutos necesitan ser manipulados adecuadamente para evitar golpes y preservar tu sabor natural.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cuenco
  • Frambuesas frescas
  • Bolsas de congelador con cierre
  • Una plancha para hornear galletas
  • Un congelador
  • Azúcar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca las frambuesas en recipientes pequeños. Cuanto más grande sea el cuenco mayor será el peso que deberán soportar las frambuesas de abajo de todo. Esta fruta es delicada y se aplasta fácilmente. Además es difícil de limpiar si es aplastada por otra fruta.

  2. 2

    Suavemente recoge cada frambuesa y quítale las hojas, insectos o residuos que pueda tener. Coloca la frambuesa lavada en un cuenco limpio y seco. Ten cuidado de tomar uno o dos bayas al mismo tiempo. No intentes mover las frambuesas en el cuenco para quitar las hojas. Pueden machucarse fácilmente. El cuenco completo de frambuesas se volverá un puré si las manipulas demasiado.

  3. 3

    Continúa hasta que hayas lavado manualmente todas las frambuesas.

  4. 4

    Para congelar las frambuesas simplemente apóyalas sobre una plancha para hornear galletas de forma tal que no se toquen. Coloca la plancha en el congelador para congelar las frutas. Una vez que se hayan congelado, retíralas y colócalas en una bolsa de congelador con cierre. Coloca la bolsa nuevamente en el congelador. Si las congelas con este método, las frambuesas mantendrán su forma cuando se descongelen.

  5. 5

    Si quieres servir frambuesas con azúcar en un torta o como parte de un postre, simplemente mezcla entre media taza y 1 taza de azúcar con 2 cuartos de frambuesas. Es esta instancia en donde deberás romper las frambuesas para que liberen sus jugos. Deja reposar por al menos 15 minutos antes de servir.

  6. 6

    Congela las frambuesas azucaradas en una bolsa de congelador. Para servirlas, simplemente descongela las frambuesas directamente en la bolsa. El jugo de las frutas producido por el azúcar creará una maravillosa salsa de frambuesa que le añadirá color y sabor a cualquier postre.

Consejos y advertencias

  • Prueba usar frambuesas en vez de frutillas para hacer una torta.
  • No laves las frambuesas. Esta delicada fruta se convertirá rápidamente en puré.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles