Cómo limpiar grifos cromados sin dañar el cromo

26
Ha sido de ayuda

Los grifos cromados añaden un aspecto elegante y sofisticado a tu cuarto de baño o cocina. Cuando están bien limpios, brillan mucho y se ven casi nuevos. Sin embargo, los grifos de cromo necesitan un cuidado especial. Si dejas que las gotas de agua se sequen en un grifo cromado, se acumularán depósitos de agua blanca poco atractivos. Algunos productos de limpieza también pueden manchar o incluso dañar el cromo. Para limpiar tus grifos cromados de forma segura, evita el uso de productos químicos y utiliza jabón, agua y vinagre.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Humedece un paño suave con agua tibia. Aplica unas gotas de jabón sobre la toalla. Lava suavemente el grifo cromado para eliminar los residuos o manchas. Después de limpiarlo, seca el grifo con golpecitos suaves.

Paso 2

Vierte vinagre en una toalla mojada si el jabón para platos no quita las manchas. Frota el vinagre en la superficie del grifo cromado. La acidez ayuda a eliminar los alimentos pegados u otros residuos que el jabón no puede limpiar. Seca el grifo con una toalla después de limpiarlo.

Paso 3

Usa papel de aluminio para eliminar de forma segura el óxido de un grifo cromado. Arruga una hoja de papel de aluminio hasta formar una bola y cúbrela con vinagre. Frota el área oxidada del grifo cromado con la bola. Aplica una leve presión para quitar el óxido. Después de quitar el óxido, limpia el grifo con agua y sécalo.

Paso 4

Aplica dos capas de cera para cromo, si lo deseas, después de limpiarlo. La cera mantiene el cromo brillante y lo protege de las manchas.

Consejos y advertencias

  • Seca los grifos cromados cuando se mojen. Esto evita las manchas provocadas por el agua.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente