Salud

Cómo limpiar una herida durante los primeros auxilios

Escrito por ehow contributor | Traducido por alejandra rojas
Cómo limpiar una herida durante los primeros auxilios

Limpia una herida durante los primeros auxilios.

Todas las heridas abiertas están contaminadas en cierta medida y son sitios potenciales para infecciones. La mejor manera de prevenir una infección es remover todos los residuos de la herida y frenar un futuro crecimiento de bacteria.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pañuelos
  • Plan de evacuación
  • Clases de primeros auxilios
  • Filtros de agua
  • Pinzas para cejas
  • Kit de primeros auxilios
  • Jeringa de irrigación
  • Guantes de látex
  • Cepillo para uñas
  • Povidona yodada
  • Seguro de evacuación
  • Gafas protectoras
  • Mascarillas quirúrgicas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación

  1. 1

    Lava tus manos profundamente con jabón y agua desinfectada.

  2. 2

    Colócate un par de guantes de látex para prevenir el esparcimiento de enfermedades contagiosas.

  3. 3

    Prepara una solución desinfectante de 1 onza (28 g) de povidona yodada y 1 litro de agua desinfectada. Lee " Cómo desinfectar agua". Coloca la solución desinfectante a un lado por unos cinco minutos.

    Irrigación y restregado

  1. 1

    Restriega el área alrededor de la herida utilizando un cepillo para uñas y una solución desinfectante. El restregado puede ser doloroso para la persona herida pero es importante que todos los residuos se eliminen.

  2. 2

    Esteriliza un par de pinzas utilizando la solución desinfectante.

  3. 3

    Retira los pedazos grandes de suciedad, residuos, piel muerta y sangre coagulada de la herida.

  4. 4

    Pasa la solución desinfectante a una jeringa de irrigación.

  5. 5

    Sostén la jeringa perpendicularmente hacia la herida, cerca de 2 a 3 pulgadas (5 a 7,6 cm) por encima. Inclina la jeringa y la herida, así la solución se desborda sobre la herida y drena lejos de la abertura.

  6. 6

    Presiona el émbolo para que emita un chorro fuerte de solución.

  7. 7

    Repite la irrigación utilizando 1/2 a 1 litro de solución. Quizá necesites utilizar más si la herida se encuentra muy sucia.

  8. 8

    Enjuaga la herida libremente con agua desinfectada ya que la solución desinfectante puede causar irritación en la piel si se deja sobre ella.

  9. 9

    Vuelve a revisar la herida para buscar sangrado; los coágulos quizá pudieron ser desalojados. Quizá tengas que aplicar presión para detener el sangrado. Lee "Cómo detener el sangrado leve durante los primeros auxilios".

  10. 10

    Revisa la ropa y el área alrededor de la persona lesionada para asegurarte de que su piel no haya sido expuesta a la solución desinfectante por un período largo de tiempo, ya que esto podría causarle quemaduras.

  11. 11

    Venda la herida inmediatamente después de haber limpiado profundamente todo el residuo. Lee "Cómo vendar una herida durante los primeros auxilios".

Consejos y advertencias

  • Necesitarás tener por lo menos 1 litro de solución desinfectante a mano para este procedimiento.
  • Utiliza una botella transparente plástica con medidas al lado así como las botellas Nalgene, para medir fácilmente cuando mezcles la solución desinfectante. Estas botellas incluyen medidas en milímetros y en onzas.
  • Si no encuentras disponible la solución de povidona yodada, utiliza agua desinfectada para limpiar la herida.
  • Las jeringas de irrigación también son llamadas "irrigadores a presión". Si no hay disponibles jeringas de irrigación, improvisa haciéndole un agujero a una bolsa plástica, perforando o quemando un agujero en la parte superior de una botella o utilizando una botella para deportistas con salida de chorro. La idea es crear un flujo de agua a presión la cual removerá los residuos sin dañar el tejido.
  • Las enfermedades infecciosas como el VIH/SIDA y hepatitis son transmitidas a través del intercambio de fluidos corporales. Protégete utilizando guantes de látex. Ponte gafas protectoras para protegerte contra los chorros de sangre o de fluidos. También colócate una mascarilla quirúrgica para prevenir el esparcimiento de otras enfermedades. Si no tienes guantes, mascarilla quirúrgica y gafas, improvisa colocando tu mano en una bolsa plástica, utilizando lentes de sol y cubriendo tu boca con un pañuelo.
  • No utilices alcohol, yodo o soluciones mercuriales para limpiar una herida, estos pueden dañar el tejido.
  • Evacua a la persona inmediatamente si ninguna de las siguientes condiciones ocurren: el fluido de sangre no se puede detener, se ha aplicado un torniquete, la herida es grande o bastante abierta, la herida involucra una articulación, pie, mano o cara, la herida involucra un objeto integrado, piel o partes del cuerpo han sido parcialmente o completamente separadas.
  • Esta información no pretende sustituir los consejos médicos o tratamientos profesionales.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media