Cómo limpiar una herida de mordida de perro para evitar que se infecte

Escrito por ehow contributor | Traducido por jose luis sabogal
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar una herida de mordida de perro para evitar que se infecte
Si el perro tiene una herida por una mordida, llévalo al veterinario lo antes posible. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Existe una alta probabilidad de que en algún momento de la vida de un perro, reciba una mordida en una riña. La mayoría de las mordidas no causan desfiguración, pero estas heridas son fácilmente infectables porque las bacterias de la boca del perro quedan en la herida. Una visita al veterinario para hacerle una examinación y obtener una receta para comprar antibióticos es necesario en todos los casos de perros con heridas de mordida de otros perros. Cuidados adicionales posteriores serán imprescindibles para evitar que el animal tenga una infección seria y dolorosa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jabón anti bacterial
  • Antiséptico yodado (Betadina)
  • Pomada antibiótica
  • Solución salina para lavar heridas
  • Gaza esterilizada (en rollo)
  • Hielo en formato reutilizable
  • Bozal
  • Ducha, pileta y un contenedor limpio para transportar agua
  • Toalla limpia
  • Collar tipo isabelino

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ponle un bozal al perro lastimado. Incluso un animal dócil y amigable puede actuar agresivamente cuando siente dolor. Ponerle un bozal asegura que el animal no se lastime a sí mismo o a quien lo cuida.

  2. 2

    Aplica presión en la herida con toallas de papel limpias para parar el sangrado. Si el sangrado no se detiene, si la mordedura es en la cara o si la piel está rota o rasgada, usa gaza en rollo para atar la herida e inmediatamente trasporta al perro a una emergencia veterinaria para obtener tratamiento.

  3. 3

    Quita el pelaje de la zona de la herida de la mordedura para poder ver bien la herida y para permitir la llegada del aire. Esta es una buena oportunidad para verificar cuidadosamente si el perro tiene otras mordeduras menores, rasguños o lastimaduras.

  4. 4

    Cuando el sangrado haya cesado, acompaña al perro a una bañadera, ducha o pileta.

  5. 5

    Lava la herida por dos minutos con un jabón antibacterial.

  6. 6

    Enjuaga la herida por otros dos minutos para ayudar a que tanto las bacterias, como el jabón y los residuos de pelo se vayan. Permite que el agua corra en la herida. Si careces de una ducha o una bañadera, utiliza un contenedor limpio para echar agua sobre la herida y coloca una toalla debajo del perro para absorber el agua.

  7. 7

    Seca el perro con una toalla limpia.

  8. 8

    Lava nuevamente la herida con una botella de solución salina (disponible en cualquier farmacia en la sección de primeros auxilios). Apunta el chorro de la solución directamente a la herida.

  9. 9

    Pon una solución anticéptica como Betadine sobre la herida y dentro de ella. En caso de no tener Betadine, la limpieza inicial la podrías hacer usando peróxido de hidrógeno. Coloca al perro de manera que el Betadine corra dentro de la herida. Luego de este paso, la herida no debe ser tocada.

  10. 10

    Si hubiese gotas de Betadine chorreando, usa gaza esterilizada o una toalla de papel limpia para secarlas. Deja un perímetro desinfectado de 1 pulgada (2.5 cm). Dentro de esta zona, deja que el Betadine se seque con el aire.

  11. 11

    Aplica generosamente pomada antibiótica en la herida con gaza esterilizada.

  12. 12

    Cubre la herida con dos o tres capas de gaza para evitar contaminación si la herida está en un pie o pata. Usa solo algunas capas de gaza para garantizar que haya flujo de aire en la zona de la herida. Mordidas en el torso, la cabeza o el cuello deben dejarse al descubierto cuando sea posible. Si el perro lame la herida, cubre la zona con gaza hasta conseguir un collar isabelino.

  13. 13

    Los pasos 5 a 12 deben repetirse tres veces por día para evitar infecciones hasta que la herida haya sanado.

Consejos y advertencias

  • Para ayudar a disminuir la hinchazón, aplica hielo durante 20 minutos por vez, tres veces por día.
  • Obtén pruebas de las vacunas antirábicas por parte del dueño del otro perro que estuvo involucrado en la pelea. Si no puedes obtener esas pruebas, ten en cuenta que un tratamiento especial y potencialmente caro puede ser requerido.
  • Ten al día las vacunas de tu perro, de esa manera evitas ponerlo en riesgo de una enfermedad complicada en caso de que tenga una pelea o algún incidente de mordidas.
  • Después de un incidente de mordida, acude siempre al veterinario para que le haga exámenes y le inyecte antibióticos. Una vez que ya apareció la infección, es más doloroso para el perro, el tiempo de curación se extiende y el tratamiento para curar la herida se hace más costoso. Ahorra tiempo, dinero y dolor visitando al veterinario a tiempo. Los perros que son mordidos por animales desconocidos o salvajes corren el riesgo de adquirir enfermedades como la rabia. Esto es una emergencia médica veterinaria que requiere atención inmediata.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles