Cómo limpiar el hígado a través de reflexología en el pie

Escrito por grace covelli | Traducido por silvina ramos
Cómo limpiar el hígado a través de reflexología en el pie

Cómo limpiar el hígado a través de reflexología en el pie.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

El hígado es un órgano que realiza muchas funciones para mantener el cuerpo saludable. Además de transformar los alimentos para que sean absorbidos por el cuerpo, el hígado también almacena algunas vitaminas, minerales y azúcares. La digestión también es asistida por el hígado a través de la producción de bilis y el colesterol lo hace y lo elimina el hígado. Otra función del hígado es regular las sustancias químicas en el flujo sanguíneo. Ya que el hígado es responsable de todo esto además de la desintoxicación de la sangre y la protección de infecciones, la salud del hígado es muy importante. Ya que no podemos vivir sin el hígado, es importante mantenerlo sano. Una forma de hacer esto es limpiarlo a través de la reflexología en los pies. Los siguientes pasos te mostrarán como realizar el proceso en los pies de otra persona.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un par de guantes de vinilo
  • Una botella de hidratante
  • Una toalla limpia

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Colócate los guantes de vinilo para protegerte de las enfermedades del pie.

  2. 2

    Aplica una pequeña cantidad de hidratante en la base del pie derecho.

  3. 3

    Sosteniendo el pie derecho con las dos manos (ocho dedos arriba del pie y los pulgares sobre la planta del pie) desliza los pulgares alrededor del talón, moviéndote de derecha a izquierda con el pulgar derecho y de izquierda a derecha con el pulgar izquierdo.

  4. 4

    Coloca los pulgares en la posición original y desliza los pulgares por los talones nuevamente varias veces más, y trabaja la superficie hacia arriba.

  5. 5

    Comienza desde la base del talón y trabaja hacia arriba una vez más, deslizando los pulgares por el pie.

  6. 6

    Empuja tu pulgar izquierdo gentilmente hacia el centro del pie, aproximadamente a dos pulgadas (5 cm) desde la base del segundo dedo del pie y presiona por 7 segundos.

  7. 7

    A través de un movimiento de flexión, presiona el pulgar izquierdo en la sección del pie entre la almohadilla y el medio del pie (aquí se sitúa el reflejo del hígado), comenzando en el borde lateral del pie. Presiona gentilmente, luego cede la presión y mueve tu pulgar un centímetro, trabaja sobre todo el pie yendo hacia la derecha; presiona y cede la presión de tu pulgar cada un centímetro.

  8. 8

    Continúa con la técnica: presiona, cede la presión y avanza hasta cubrir el reflejo completo del hígado.

  9. 9

    Frota el reflejo del hígado gentilmente con ámbos pulgares durante unos segundos.

  10. 10

    Repite los pasos 5 y 6.

  11. 11

    Retira lentamente las manos del pie.

  12. 12

    Limpia el pie con una toalla limpia.

Consejos y advertencias

  • Siempre bebe unos vasos de agua (espácialos durante el día) después de una sesión de reflexología para contribuir al proceso de limpieza.
  • No intentes tratar una posible condición hepática con reflexología sin antes consultar a un médico calificado.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media