Hogar

Cómo limpiar un humidificador ultrasónico Vicks V5100NS

Escrito por irene a. blake | Traducido por enrique pereira vivas
Cómo limpiar un humidificador ultrasónico Vicks V5100NS

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

La marca Vicks V5100NS de humidificadores ultrasónicos es un humidificador de vapor frío que hidrata el aire por unas 20 horas de niebla fría entre cada llenado del tanque de agua. Entre sus características se incluyen una terapia de vapor opcional con el uso de almohadillas de olor de Vicks para ayudar a combatir la alergia, el frío y los síntomas de la gripe. Aunque el humidificador genera un vapor frío, puede promover el crecimiento de bacterias y acumular los depósitos de minerales. Una limpieza diaria y semanal es necesaria para mantener la unidad, así como para eliminar el polvo, la suciedad y las manchas que se acumulan con el uso y el manejo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Paños de microfibra
  • Máscara
  • Guantes
  • Una jarra de 1 galón (3,78 lts)
  • Lejía
  • Vinagre blanco
  • Copa
  • Hisopos de algodón (opcional)
  • Peróxido de hidrógeno (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Diario

  1. 1

    Apaga y desenchufa el humidificador.

  2. 2

    Levanta el depósito de agua de la base. Retira el cartucho de desmineralización del reservorio (si corresponde) y vierte el agua en el depósito. Desenrosca el tapón del depósito de la parte inferior del depósito de agua y vuelca el agua en el tanque.

  3. 3

    Tira de la boquilla de vapor del tanque y déjala a un lado. Si estás utilizando una almohadilla de Vicks, hálala de la ranura en la parte delantera de la base y tírala a la basura.

  4. 4

    Limpia el exterior del tanque y las boquillas de nebulización suavemente con un paño de microfibra limpio y húmedo. Limpia el depósito y alrededor del sensor de agua cuidadosamente con otro paño limpio y húmedo.

  5. 5

    Llena el tanque con agua tibia. Vuelve a colocar la tapa y agita suavemente el tanque para aclararlo. Vuelca el agua y vuelve a llenar el tanque con agua fresca destilada.

  6. 6

    Inserta una nueva almohadilla de Vicks, si lo deseas, en la ranura de la almohadilla y vuelve a colocar el cartucho desmineralizador al depósito (si procede). Vuelve a colocar la boquilla de neblina en el tanque y el tanque a la base. Enchufa y encienda el humidificador.

    Semanal

  1. 1

    Apaga y desenchufa el humidificador. Desmóntalo como lo harías para iniciar una limpieza diaria.

  2. 2

    Ponte la máscara y los guantes. Llena una jarra de 1 galón (3,78 lts) con agua y 1 cucharadita de lejía. Tapa el recipiente y agítalo vigorosamente para mezclar la solución.

  3. 3

    Llena el tanque de agua hasta la mitad con la solución. Vuelve a tapar el tanque. Agita el tanque cada tres a cinco minutos durante 20 minutos.

  4. 4

    Vuelca el agua y vuelve a llenar el tanque con agua limpia y tibia. Agita bien y enjuaga - añadiendo agua fresca como sea necesario - hasta que ya no se pueda oler la lejía.

  5. 5

    Coloca el tanque vacío a un lado. Humedece un paño con una solución de lejía y limpia el depósito para eliminar las bacterias y la acumulación de minerales. Límpialo de nuevo con un solo paño húmedo hasta que el olor a cloro ya no esté presente.

  6. 6

    Limpia la boquilla de niebla y alrededor de todo el nebulizador ultrasónico y el sensor de agua con vinagre blanco sin diluir blanco y un paño. Enjuaga solo con un paño húmedo de agua.

  7. 7

    Vuelve a llenar el tanque de agua con agua fresca. Vuelve a montar el humidificador e instala una nueva almohadilla de Vicks, si lo deseas. Conecta el humidificador y enciéndelo.

Consejos y advertencias

  • El uso de agua destilada puede reducir la acumulación de minerales.
  • Sigue las instrucciones "semanales" de limpieza antes o después de un almacenamiento o si no has utilizado tu humidificador durante más de cinco días.
  • Si eres sensible a la lejía, utiliza entonces la misma cantidad de una solución de peróxido de hidrógeno al 3 por ciento en vez de la lejía.
  • Combina partes iguales de agua y de vinagre en una taza y viértela en el depósito y el nebulizador si se trata de depósitos duros. Remoja durante una hora. Frota alrededor de las partes con un hisopo de algodón. Vuelca la solución y enjuaga con un paño húmedo.
  • Mantén el agua lejos de la salida de aire y nunca sumerjas la base.
  • El contacto directo con el sensor de agua puede dañarlo.
  • Cuando tocas el nebulizador ultrasónico con los dedos puedes transferir el aceite al nebulizador, lo que produce un mal funcionamiento de éste.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media