Cómo limpiar lápidas de granito

Escrito por edwin thomas
Cómo limpiar lápidas de granito

Las lápidas no suelen ser limpiadas muy a menudo, y luego de un par de décadas pueden encontrarse contaminadas por la polución y las algas. Ya sea para un miembro de la familia, un personaje histórico reverenciado personalmente o para la preservación histórica, hay muchas personas interesadas en limpiar lápidas. Sólo un poco de trabajo puede hacer que un hermoso monumento de granito luzca como nuevo.

Instrucciones

  1. 1

    Determina si es seguro limpiar la lápida. Si muestra signos de agrietamiento, mellas o desprendimientos, es probable que limpiarla acelere el deterioro de la lápida.

  2. 2

    Toma una manguera, llena baldes con agua limpia y moja la piedra hasta el punto de saturación. Si no puedes llevar la manguera hasta la lápida, necesitarás llevar suficientes baldes de agua como para mojar la piedra y para limpiarla.

  3. 3

    Moja el cepillo con lejía y frota gentilmente la lápida, sumergiendo el cepillo en el balde con agua para enjuagarlo. Un balde de agua probablemente se ensuciará antes de que el trabajo esté terminado, así que dos baldes son el mínimo para una lápida normal. Repite al menos dos veces.

  4. 4

    Enjuaga la lápida para ver cómo progresa el trabajo. Una lápida típica, abandonada sin limpieza por décadas, probablemente requerirá que se repita al menos dos veces, posiblemente tres, el ciclo de limpieza-enjuague de los Pasos 3 y 4.

Necesitarás

  • Un cepillo de fregar de nailon suave
  • Un raspador de plástico
  • Lejía
  • Una o más cubetas

Lista completaMinimizar