Cómo limpiar las luces traseras y las luces de freno y evitar la oxidación

Escrito por jenny carver | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar las luces traseras y las luces de freno y evitar la oxidación
Las luces traseras pueden llegar a cubrirse con óxido, creando un riesgo de seguridad. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La oxidación se produce en las luces traseras al igual que lo hace en los faros, aunque las luces trasera son de color rojo, la oxidación, por lo general, no se nota hasta que es muy pesada y gruesa. Esto puede hacer que las luces de freno sean más difíciles de ver por los conductores detrás de tu vehículo. Toma una hora para limpiar tus luces traseras y evitar que la oxidación ocurra de nuevo. Puedes encontrar todos los materiales necesarios en cualquier tienda de auto partes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta adhesiva automotriz
  • Papel de lija de grano 1200
  • Papel de lija de grano 1500
  • Agua
  • Limpiador de lentes de plástico
  • Toallas de microfibra
  • Protector para plástico UV

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca varias capas de cinta adhesiva alrededor de las luces traseras para proteger la pintura que las rodea. Asegúrate de que la cinta sea lo suficientemente gruesa como para que una lija fina no pueda cortar a través de ésta para rayar la pintura.

  2. 2

    Remoja el papel de lija de grano 1200 en el agua y comienza a lijar las luces traseras. Mueve el papel de lija hacia la izquierda y hacia la derecha, no hacia arriba y hacia abajo o en círculos. Mantén el papel mojado mientras lijas para evitar la acumulación por los arañazos de corte profundo en el lente de la luz. Las luces de seguridad se incluyen como parte de las luces traseras y se deben lijar al mismo tiempo, a pesar de que el lente esté transparente o blanco. Lija hasta que la luz trasera esté gris.

  3. 3

    Lija las luces traseras de nuevo con agua y un papel de lija de grano 1500. Utiliza el mismo proceso de lijado que con el papel de lija de grano 1200. Enjuaga las luces traseras con agua y deja que se sequen completamente.

  4. 4

    Aplica el esmalte de plástico para la luz trasera con una toalla de microfibra. Trabaja el esmalte en el lente usando pequeños movimientos circulares. Pule hasta que las luces traseras estén brillantes y claras, sin ninguna zona apagada. El rojo de las luces traseras y el color blanco o claro de las luces de seguridad deben ser brillantes y tener un aspecto casi nuevo.

  5. 5

    Usa una toalla de microfibra limpia para limpiar las luces traseras con un protector UV hecho para plástico. Esto sella los lentes y los protege de una oxidación futura.

Consejos y advertencias

  • No utilices un papel de lija con un grano menor a 1200 o podrás hacer arañazos profundos en el lente de plástico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles