Cómo limpiar y mantener una Katana Iaito

Escrito por kalyn villaneda | Traducido por lucia ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar y mantener una Katana Iaito
Cuidar apropiadamente de tu katana iaito ayudará a que dure por toda tu formación. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Los guerreros Samurai antiguos eran famosos por sus armas legendarias: las espadas conocidas como katanas. Éstas son conocidas por su hoja curva y eran lo suficientemente afiladas como para cortar a través de un oponente con un solo golpe. A menudo eran probadas en criminales condenados o cadáveres, para asegurar que la hoja pudiera hacer un corte limpio. Hoy en día, se utilizan en exhibiciones o concursos de corte. Para practicar sus habilidades con una katana, los artistas marciales utilizan un tipo de espada conocida como iaito. Una iaito es idéntica a una katana en la forma, pero no tiene la hoja afilada para que el portador pueda practicar de forma segura. Para mantener una iaito o katana en su mejor funcionamiento y aspecto necesita ser limpiada cada dos o tres meses.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Mekugi-nuki (púa de espada)
  • Uchiko
  • Paños o papel de pañuelos
  • Aceite
  • Queroseno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira la espada de la vaina con la hoja apuntando hacia el techo. Esta es una manera segura de manejar la espada y evitar que se raye.

  2. 2

    Afloja el pasador de la espada con la cara del martillo de una púa mekugi nuki. Retira el pasador completamente con la púa. Tira la hoja de la empuñadura. Golpea suavemente la empuñadura con el costado de tu puño si la hoja está muy apretada. Se deslizará poco a poco.

  3. 3

    Sujeta la parte inferior de la hoja, o espiga, con el borde de la hoja mirando hacia afuera. Limpia la cuchilla con una tela suave, moviendo la mano a lo largo del lado al dorso o romo de la hoja.

  4. 4

    Aplica una ligera capa de polvo sobre cada lado de la hoja. Utiliza una herramienta uchiko para hacer esto. Limpia el polvo de la hoja con un segundo paño limpio o un trozo de papel de pañuelo.

  5. 5

    Pon aceite sobre un papel de tela o tejido y limpia ambos lados de la cuchilla para evitar la oxidación. Ten cuidado de no añadir demasiado aceite. El aceite goteando puede arruinar la vaina y la empuñadura. Quita el aceite con queroseno después de unos momentos para evitar las manchas.

  6. 6

    Vuelve a colocar la hoja en la empuñadura. Golpea en la parte inferior de la empuñadura para que la espiga quede totalmente reinsertada. Vuelve a colocar el pasador de la espada para sujetar la cuchilla. Devuelve la espada a su vaina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles