Salud

Cómo limpiar, medir y cuidar los drenajes JP después de una cirugía de mama

Escrito por gina maisano | Traducido por aldana avale
Cómo limpiar, medir y cuidar los drenajes JP después de una cirugía de mama

measurig cup image by Adkok from Fotolia.com

Después de una cirugía de cáncer de mama, los pacientes a menudo requieren drenajes quirúrgicos para ayudar a cicatrizar la herida mediante la eliminación del exceso de líquido desde el cuerpo. Un drenaje "J&P" o Jackson Pratt es un tubo suave y flexible que se extiende desde una pequeña incisión cerca del sitio de la cirugía y que se une a un gran bomba con forma de limón. Cuando esta bomba está vacía, se la aplasta para quitar el aire de su interior. Esto crea una suave succión que drena el líquido por los tubos y llena la bomba. A medida que el drenaje se llena, disminuye la succión y la bomba debe vaciarse. Existen ciertos pasos que se deben seguir cuando se limpia el tubo y se vacía el drenaje. Es importante seguirlo para evitar una infección, asegurar el correcto drenaje y registrar la salida de fluido para la revisión médica.

Nivel de dificultad:
Moderada

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toallas de alcohol desechables
  • Una taza para medir
  • Una jeringa grande
  • Alfileres de gancho
  • Agua y jabón
  • Un bolígrafo y un papel
  • Ungüento antibiótico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara todo lo que necesitas antes de comenzar. Lava tus manos profundamente. Quita la bomba de drenaje del lugar en la que esté colocada. Algunas personas usan cinturones que llevan unido el drenaje; otros llevan cintas de raso alrededor de su cuello y cuelgan de estas cintas el drenaje. Si tienes más de un drenaje, asegúrate de que cada uno esté marcado y correctamente registrado. Abre el recipiente de toallas de alcohol y, con una mano, tan alto y cerca de la incisión como sea posible, quita con los dedos el extremo del tubo. Tómalo por debajo con la toalla de alcohol y deslízalo firmemente hacia abajo unas pocas pulgadas. Podrás ver el líquido moviéndose por el tubo. Quita el tubo firmemente con al toalla de alcohol y mueve la otra mano justo por encima y firmemente toma el tubo para que el líquido no vuelva hacia el cuerpo. Cuando esté seguro, repite el movimiento de deslizar la toalla por abajo del tubo. Éste estará plano y habrá poco o nada de líquido en su interior. Cuando la parte inferior del tubo se conecta con la bomba, desliza todo el líquido restante dentro de la bomba de drenaje. Si aún queda algo de líquido dentro del tubo, repite este proceso. Si hay coágulos bloqueando el tubo, repite el proceso para moverlos hacia abajo, dentro de la bomba.

  2. 2

    Abre una válvula de escape en la parte superior de la bomba. Exprime el contenido para que salga. Haz que éste caiga en una taza para medir. Toma otra toalla de alcohol y limpia la válvula de escape y luego toma la bomba vacía tan firme como puedas para hacer que salga todo el aire que pueda haber dentro de ella. Mientras la bomba esté aplastada, reemplaza la válvula de escape. Esta acción comienza nuevamente el proceso de succión.

  3. 3

    Mide el líquido en la taza para medir. Si es difícil de leer o no está marcado, usa una jeringa para medir y lleva el líquido de la taza a la jeringa. Ésta viene sin la aguja puesta y se la puedes pedir a tu médico. Mide la cantidad de líquido retirado en la jeringa. Si aún queda líquido en la taza, simplemente repite el proceso y agrega las dos cantidades para determinar el resultado total. Introduce la hora del día y la cantidad en la hoja de registro que le llevarás al médico para un seguimiento post operatorio. Es muy importante estar seguro porque la cantidad de resultados le indica al médico cuándo te has curado lo suficientemente como para quitarte el drenaje. Si tienes más de un drenaje, repite los pasos de arriba exactamente de la misma manera.

  4. 4

    Vuelve a unir el drenaje a la cinta o correa de drenaje con alfileres de gancho. Ten cuidado de no enredar los tubos. Esto es especialmente importante si tienes más de un drenaje. Revisa dos veces que todas las bombas estén firmemente cerradas y libres de aire, ya que esto permite un óptimo drenaje.

  5. 5

    Toca ligeramente una pequeña cantidad de pomada antibiótica en el sitio de la incisión donde el drenaje ingresa en la piel. Reemplaza cualquier vendaje como te lo indique tu médico.

Consejos y advertencias

  • Cuando más cerca estés al día de la cirugía, más grande será el resultado. A medida que pase el tiempo, disminuirá.
  • El color del líquido será más rojizo al comienzo y se irá convirtiendo en un color amarillento pálido a medida que te recuperes de la cirugía.
  • El resultado del drenaje aumentará cuanto más activo estés.
  • Puedes ducharte con tus drenajes; simplemente sujétalos a una cinta alrededor de tu cuello. Ten cuidado de no frotar donde los drenajes ingresan en el cuerpo.
  • Si tu drenaje deja de drenar o el líquido se fuga del sitio de la incisión, ponte en contacto con tu médico.
  • Si tienes un color rojo o fiebre, ponte en contacto con tu médico.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media