Cómo limpiar el moho de un refrigerador

Escrito por nannette richford Google | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar el moho de un refrigerador
Limpia el moho del refrigerador. (mexikids/sxc.hu)

Mantener el refrigerador limpio no es tarea fácil, especialmente si hay niños en la casa. Ellos no sólo abren el refrigerador frecuentemente por un bocadillo o un refresco, sino que no limpian lo que ensucian. Los derrames son inevitables. Si no se limpian, los trozos de comida o las gotas de jugo son caldo de cultivo para el moho y los hongos. El moho negro, que generalmente se ve alrededor de las juntas de la puerta o en las guías de los cajones, crece rápido, especialmente en verano. Afortunadamente, limpiar moho y hongos con productos comunes de limpieza del hogar es relativamente fácil.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vinagre destilado
  • Un blanqueador
  • Un cepillo de dientes viejo
  • Unos hisopos
  • Un paño seco o toallas de papel
  • Un frasco con rociador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza una solución de una parte de blanqueador y una de agua tibia para limpiar el interior del refrigerador. El blanqueador mata al moho y previene su propagación. Rocía las guías de los cajones y el área debajo de ellos donde suelen acumularse los derrames de líquido. Deja actuar la solución por 10 minutos y luego límpiala con un paño húmedo. Enjuágala con agua fría y pasa un paño seco.

  2. 2

    Limpia las juntas de la puerta con una solución de una parte de vinagre y una de agua. Muchas personas utilizan blanqueador para limpiar las juntas, pero corres el riesgo de dañar la goma. Consulta las recomendaciones del fabricante si no estás seguro.

  3. 3

    Rocía las juntas con la solución y déjala actuar por cinco minutos. Utiliza un cepillo de dientes viejo para frotar las hendiduras. Asegúrate de llegar a todas las áreas. Si es necesario, humedece un hisopo con vinagre puro (o blanqueador, si decides usarlo) y limpia profundamente llegando a todas las áreas.

  4. 4

    Limpia los restos con un paño suave o una toalla de papel. Enjuaga con agua fría y luego seca. Recuerda que las zonas húmedas propician el desarrollo de hongos y moho. Sé cuidadoso al secar las juntas.

  5. 5

    Limpia las juntas una vez por semana con vinagre y agua para prevenir que vuelvan el moho y los hongos. Asegúrate de revisar todas las hendiduras y tratar los signos de moho inmediatamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles