Cómo limpiar los orificios obstruidos del brazo rociador de un lavavajillas

Escrito por kenneth crawford | Traducido por carlos f. fava
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar los orificios obstruidos del brazo rociador de un lavavajillas
Limpia los brazos rociadores para eliminar los depósitos de minerales que estén obstruyendo el flujo de agua. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los brazos rociadores de una lavavajillas esparcen agua para lavar y enjuagar la vajilla. Cuando la vajilla no está todo lo limpia que debería estar o existe una película de jabón remanente sobre ella, puede deberse a la obstrucción de los brazos rociadores. Será necesario limpiar los rociadores obstruidos para que vuelvan a funcionar correctamente. No es necesario desmontarlos para hacer esto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Balde
  • Jabón líquido para vajilla
  • Trapo
  • Sujetapapeles grande
  • Vinagre
  • Recipiente
  • Cepillo de dientes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta la alimentación del lavavajillas. La llave de corte debería encontrarse en el panel eléctrico general de la casa. Abre el aparato y saca el estante inferior hacia afuera. La mayoría de los estantes inferiores se tiran simplemente hacia afuera.

  2. 2

    Llena un balde con una cucharada de jabón para vajilla líquido y agua caliente. Moja un trapo con esta mezcla y limpia la parte externa del brazo rociador. Gira el brazo a medida que lo limpias, revisando los orificios que posee a sus lados. Quita los trozos de etiquetas de platos o vasos que se encuentren atascados. Si ves orificios obstruidos, aprieta el trapo con la mezcla jabonosa contra ellos y permite que absorban.

  3. 3

    Saca el estante superior lo más afuera posible. Limpia el brazo rociador superior de la misma manera que lo hiciste con el inferior, si tu aparato posee uno. Algunos lavavajillas tienen su brazo rociador superior debajo del estante superior.

  4. 4

    Vierte un vaso de vinagre en un recipiente. Sumerge un viejo cepillo de dientes en el vinagre y friega los orificios del rociador. El vinagre ablanda los depósitos de minerales que se acumulan en los orificios. Friega todos los brazos rociadores del aparato con el vinagre y déjalo actuar durante cinco minutos.

  5. 5

    Endereza el alambre de un sujetapapeles grande e inserta el extremo en cada orificio de los brazos rociadores. Pásalo varias veces por cada orificio. El alambre penetrará los depósitos de mineral ablandados y los removerá.

  6. 6

    Coloca los estantes de nuevo dentro del aparato. Vierte el resto del vinagre en el fondo del lavavajillas. Ciérralo y conecta de vuelta la energía eléctrica hacia el aparato.

  7. 7

    Haz funcionar el lavavajillas vacío en un programa de lavado normal. Esto permitirá que los brazos rociadores purguen cualquier resto de mineral remanente en el aparato durante el ciclo de lavado.

Consejos y advertencias

  • Si decides desmontar los brazos rociadores, consulta al fabricante para obtener instrucciones para tu modelo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles